Victor Davis Hanson: “The case for Trump”

Intelectuales 2 • 8 nov 2020 •

Una de las más impresionantes transformaciones que se han dado en EEUU desde que Trump llegó a la presidencia en 2016 ha sido ver el cambio de actitud de una parte –no excesivamente numerosa pero sí muy significativa– de la comunidad académica de EEUU.

Esto es muy importante porque no se debe olvidar que el mundo universitario americano ha sido determinante en la impresionante radicalización que se ha dado durante las últimas décadas en el partido demócrata. Esa deriva revolucionaria queda resumida en la sobrecogedora alocución del presidente de la fundación Claremont Institute (a la que recomiendo muy encarecidamente prestar toda atención) en la primera entrada (minuto 2:14) de este mismo cuaderno dedicado al mundo académico estadounidense.

Me complace ahora presentar a uno de esos académicos (viejo amigo además1) que han franqueado con mayor decisión esa linea divisoria entre odiar y apreciar a Trump2 –y no sólo ni principalmente como persona– sino, ante todo, en tanto en cuanto a darse cuenta de que EEUU está en un proceso de reafirmación y auto-recomposición que parte del pueblo, en el que Trump desempeña un papel fundamental, probablemente más como catalizador que como inductor, pero no por ello menos importante.

Se trata de Victor Davis Hanson, profesor emérito de la Universidad Estatal de California y miembro de la Hoover Institution, fundación asociada a la muy prestigiosa universidad de Stanford y a quien se le han concedido innumerables premios y distinciones en varios países3. En EEUU se le concedió la medalla nacional de humanidades (Humanities National Metal) en 2007 por sus extraordinarios trabajos sobre la historia militar de la Grecia antigua4.

Este video que presento es una conversación de una hora para tratar de un libro sobre Trump que Victor Davis Hanson publicó en 2019 y cuyo título es muy expresivo de la intención del autor al escribirlo: “The case for Trump”5.

Siendo un video tan largo no me es posible hacer comentarios de momentos concretos del mismo ya que cuando en su día lo estuve viendo (hace ya meses) no tomé notas pues –lógicamente– jamás pensé que tendría que comentarlo ante una audiencia con motivo de un pucherazo en las presidenciales americanas (¡cosas veredes, Sancho!). Tampoco me puedo permitir visionario otra vez ya que prefiero emplear ese tiempo en confeccionar nuevas entradas. Pero, tal vez, si alguno de ustedes sí ve algo de especial interés podría hacérnoslo saber en los comentarios con la indicación del minuto donde se encuentra.

Una de las cosas que recuerdo muy gratamente de este video es la parte en la que él –Hanson– cuenta un poco la historia de la llegada de su familia a California en calidad de colonos suecos allá por la mitad del siglo XIX. Son nada menos que cinco generaciones de propietarios en la misma granja que formaron cuando las tierras eran ofrecidas gratuitamente o por una cantidad simbólica a quien las quisiera cultivar6. Son comentarios muy evocadores de todas esas películas del oeste que hemos visto a lo largo de nuestra vida. Y además, el uso que se hace de la lengua es muy digno y sin estridencias por parte tanto del entrevistador como del entrevistado, que se expresan en la variedad culta del inglés americano o GA (General American), mucho más generalizada y fiable que su equivalente en las islas británicas7.

Por fin una sola cosa más antes de dejarles con la entrevista, cual es el hecho de que el libro en defensa de Trump del profesor Hanson –como no podía ser menos tratándose del gran especialista en la guerra del Peloponeso que es– se abre con una cita de Tucídides aplicada a Trump que yo reproduzco. Vaya lujo ¿no?

Ordinary men usually manage public affairs better than their more gifted fellows.

—Thucydides, History of the Peloponnesian War (spoken by Cleon, son of Cleaenetus)

[pdf_all_attachments]

Suscripción para recibir avisos

Sólo se enviará información relacionada con este blog

  1. Es broma, por supuesto; no le conozco de nada. Sólo que, al haberle leído ya hace tiempo y sin ninguna conexión con un tema de actualidad política como este de Trump, el que recientemente haya salido a la palestra pública me hace verle como si le conociera de antiguo.
  2. Aquí en España sabemos también un poco de eso ¿no? Pero a diferencia de EEUU, en España no se ha querido airear públicamente el cambio de actitud. Algún día habrá que abordar esa cuestión aquí en el blog y no por sacar los colores a nadie sino por análisis del carácter nacional.
  3. Para una descripción detallada hay que recurrir a la Wikipedia en inglés pues en la edición española el tratamiento es muy escaso.
  4. En su momento tuve el placer de leerle sin sospechar que, años después, estaría haciendo su glosa en un blog ¡con motivo de un golpe de estado en EEUU! (Adjunto su libro en pdf, convertido ya en clásico, que merece mucho la pena leer pues no se limita a historiar los hechos de las guerras del Peloponeso sino a relacionarlos con el devenir histórico posterior de Occidente).
  5. La traducción correcta sería “En defensa de Trump” o “A favor de Trump” ya que no se traducen las palabras sino el sentido del texto en el registro equivalente al de la lengua traducida (de modo que traducir este título por algo así como el caso de Trump que –me temo– es lo que saldría de cualquier redacción de prensa en la España contemporánea es, sencillamente, una barbaridad).
  6. Cabe aquí reflexionar de la extrema –abyecta, casi– pobreza de la que han salido los pueblos escandinavos que apenas antes de ayer no tenían ni para la subsistencia. Y algunos, como Noruega, han salido de ella por pura chiripa, o ¿qué sería de ellos sin su petróleo? No sólo los árabes tienen esa bicoca, que conste. Pero eso no suele tenerse presente y mucha gente ni lo sabe
  7. En el Reino Unido la variedad-norma o RP (Received Pronunciation) está prácticamente extinta y el resto (hasta 10 variedades distintas) están plagadas de los más horrendos solecismos como corresponde a un país en el que la lengua ha sido ante todo un elemento de discriminación de clase.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

4 comentarios

  1. Gerardo Guinea Vendrell

    Los universitarios gringos de hoy se endeudan para cursar carreras (llenas de marxismo), dónde sólo la administración de Trump les dará trabajo.
    Si Trump pierde, ya pueden prepararse para seguir pagando sus deudas, pero sin tener trabajo.

    • Vicente Miró

      Efectivamente, tiene usted toda la razón; el problema de los créditos universitarios es uno de los mayores escándalos sociales de EEUU en estos momentos.

      Sus proporciones son absolutamente gigantescas. Para que se hagan una idea, 44 millones de estudiantes y ex-estudiantes deben 1,6 billones europeos (trillones USA), es decir, el equivalente al PIB de Italia.

      Muchas gracias por su contribución, Un saludo y a su disposición, VM

  2. María Jesús García

    Estoy encantada con su recién descubierto blog. Aprendo muchísimo y, sobre todo, empiezo a ser más optimista con la situación. Aparte de para agradecerle toda su información, me he animado a registrarme y a pregunta porque me ha dado mucha curiosidad su aclaración número 2. No estoy segura de entender qué quiere decir y me gustaría que lo desarrollara, aunque seguro que se sale del tema que ahora le ocupa.

    • Vicente Miró

      Me alegro muchísimo que le guste el blog y le agradezco sus cumplidos infinitamente.

      Pero lo que más me gusta es que diga que está optimista después de leerme.

      Y es que no hay nada más euforizante que abrir los ojos ante cosas que se entendían a medias. Como yo estoy en posición (por mi biografía particular) de mostrar muchas cosas del mundo anglosajón malinterpretadas por los españoles y el resto de los pueblos hispánicos, estoy intentando aprovechar este momento en el que los ojos del mundo están puestos allí para hacerlas ver.

      En cuanto a la pregunta sobre le segundo pie de nota, a lo que me refería es que en España, a diferencia de EEUU, no se ha reflexionado sobre cómo se ha pasado del odio a Trump del cien por cien de la población en 2016 a mucha gente ahora que está a favor suyo. Yo creo que es un rasgo del carácter español el no auto-analizar los cambios de parecer político. Creo que tiene profundas raíces en la psicología hispana pero creo que no está bien y me gustaría ponerlo de manifiesto.

      Para decir más ya tendría que escribir una entrada, ¿le vale así de momento?

      Un saludo, muchas gracias y a su disposición, VM

Deja una respuesta

Blog Lo Político