Por fin, a la vista, la verdad sobre el sistema político anglosajón: “El imperio se hunde por fomentar la mentira de una falsa democracia”

Conclusiones 1 • 20 dic 2020

El sistema institucional, político y social de la mayor democracia del mundo, la primera, la ejemplar, la que sirve de modelo y la que ha impuesto el sistema político actual como un trágala a medio mundo1 se está desmoronando ante nuestros ojos para todo aquel que lo quiera ver.

Una de las preguntas que más recibo en este nuevo papel de confidente que las circunstancias me han otorgado2 es la de que porqué hay tanto empeño en blanquear el golpe de estado en países como España donde no va a haber cambio de gobierno en función de qué candidato sea finalmente proclamado.

Por supuesto, la respuesta para mí es obvia y tiene que ver con el modelo geopolítico que el Presidente Roosevelt pergeñó en la década de 1940 y que impuso a Churchill como condición para entrar en la guerra y sacarle las castañas del fuego por segunda vez3 (repásese también la nota 1).

Este sistema geopolítico obligó a la eliminación de todas las formas naturales o históricas de lo político4 que aún quedaban en Europa e impuso el establecimiento de las formas artificiales (por creación previa) de los sistemas mal llamados democráticos5 (ya que las oligarquías que lo controlan no sólo no permiten que el pueblo gobierne sino que fomentan el desgobierno o, lo que es lo mismo, la acción errática que permite, por ejemplo,  que uno vaya detenido por no llevar mascarilla pero no pueda expulsar de una propiedad suya a alguien que la ha ocupado sin su permiso).

Y así, con la extensión de estas formas políticas artificiales falsamente democráticas, se fue creando una infraestructura compuesta por cámaras legislativas locales (en cada país) manejadas por oligarquías locales sobrevenidas (no históricas) para que sobre ellas se superpusiera aún otra estructura –también artificialmente creada– que es la que ha constituido el sistema informal de imperialismo que EEUU ejerce sobre el mundo.

Este imperialismo informal americano es una variante del viejo imperialismo talasocrático inglés que establecía una retícula de dominación mediante una red puertos comerciales que controlaban la economía del país con el concurso y aquiescencia de élites locales establecidas en dichos puertos para recepcionar y gestionar las mercancías al tiempo que ellas mismas se enriquecían.

Pues bien; en el imperialismo americano los nodos de la retícula no son puertos sino cámaras legislativas (parlamentos)  que es desde donde se ejerce la dominación mediante el control de una influencia que es más omniabarcante que la vieja influencia comercial-económica pues la legislación se puede derivar a cualquier cosa6.

Si me han seguido hasta ahora, fíjense en este momento a la cuestión clave en toda la argumentación: ese cualquier cosa en lo que puede derivar el foco legislativo no es sino el conjunto de una sociedad, nación o comunidad es decir su cultura entera. Con lo que ya hemos dado con el objeto de su dominación: la cultura. La cultura en el sentido antropológico amplio del término que incluye el conjunto de la vida de un país, sus hábitos, maneras, modos y usos. Dominando la cultura se domina todo porque todo está incluido en la cultura.

La izquierda, siempre más despierta y atenta que la derecha, vio este aspecto de dominación cultural claramente y acuñó el término imperialismo cultural lo cual se ajusta perfectamente a la realidad.

Pero la izquierda, que luchó contra dicho tipo de imperialismo cuando creía que aún había posibilidades para otra variedad de sistema artificial de lo político conocida con el nombre de comunismo, se ha aclimatado muy bien a lograr sus objetivos de dominación totalitaria dentro del imperio y no sólo valiéndose del imperialismo cultural americano sino sumándose a él, asociándose a él en un pacto que no es tan contra-natura como pudiera en un principio parecer.

Digo que la asociación entre comunismo e imperialismo cultural americano no es anti-natura porque ambos persiguen lo mismo: la perfección de la forma totalitaria de lo político. Y esto no debe extrañar a nadie porque el totalitarismo es, al fin y al cabo, la manera específica en la que la  dominación política se manifiesta en los países anglosajones, netamente diferenciada de las otras cuatro (tiranía, despotismo, autoritarismo y absolutismo) tal y como quedó dicho en una de las entradas anteriores.7.

El celo, la perseverancia, el tesón con el que este programa se ha ido implantando en todo el mundo desde el final de la Segunda Guerra Mundial es extraordinario. Han sido en torno a 70 años en los que no se ha dado pábulo al desaliento en la implementación de políticas de “democratización” del mundo.

La década de 1970 fue especialmente activa en democratizaciones à la mode: Portugal, España, Chile… Si leen un libro denominado “La tercera ola” (The third wave) de Samuel Huntington (el que escribió un libro que todo el mundo ha leído por el forro, “The Clash of Cvilisations“). Lo que pasó es que en esa década se fundó la Trilateral para continuar con el empuje democratizador iniciado al final de la segunda guerra. Y así se activó de nuevo la maquinaria diplomática-persuasiva americana, esta vez de la mano del Sr Kissinger a la sazón Secretario de Estado norteamericano. Y los resultados no se hicieron esperar: atentado en España contra el jefe de gobierno, golpe de estado en Chile y revolución de los claveles en Portugal. Saldo neto: tres flamantes nuevas democracias de tercera ola.

Que nadie se lleve a engaño. Ese, y no otro, fue el verdadero motivo por el que la forma de gobierno natural, histórica, que tenía pleno sentido dentro del contexto histórico español del último siglo desde que a principios del XIX la vida política propiamente española e hispana quedara interrumpida por la invasión napoleónica, fuera sustituida por la forma artificial (creada ex-novo) de la constitución del 788.

En aras de dicho esfuerzo “democratizador” se han llevado a cabo todo tipo de tropelías que la izquierda en su día denunció con toda justicia y que la derecha apenas entrevió: golpes de estado, guerras, magnicidios y, sobre todo, el golpe blanco –el preferido de la gente fisna que se hace pasar por élite– el golpe económico-financiero perpetrado con ayuda de las instituciones internacionales que montaron a tal efecto cuando aún no había terminado la guerra9.

Pero todos estos esfuerzos por presentar la metrópoli como dechado de virtudes y parabienes democráticos es lo que ahora, en estos mismos momentos se está desmoronando a marchas forzadas desde que empezó el golpe de estado. Por eso los medios de comunicación no quieren mostrar lo que realmente está pasando. Sería tanto como mostrar desnudo al emperador.

Hace muchos, muchísimos años que voy diciendo alto y claro a todo el que quisiera oírlo que el mundo anglosajón es justo lo contrario de lo que presume y quiere parecer

Muchas de esas mentiras están asociadas a su sistema político, con el que los ingleses en el siglo XVIII consiguieron impresionar tanto a los franceses como para que un grupo de éstos montaran unas algaradas  en París y unos actos en el Juego de la Pelota para reclamar un sistema parecido al inglés que han pasado a la historia con el nombre de “La Revolución Francesa”.

Y más o menos al mismo tiempo, los americanos que habían estado ya de tiempo atrás colocándose en el pedestal de la historia, tejieron sobre sí la mitología de la “nación excepcional” sobre cuya base mitológica han montado su imperialismo cultural como acabamos de ver.

Pero esas mentiras no son más que un pequeño aperitivo de mentiras que a ustedes les espera si van tirando del hilo de lo que vaya saliendo a partir de ahora.

En el asunto de la excepcionalidad anglosajona lo verdaderamente es excepcional es el rango y profundidad de las mentiras que se cuentan sobre sí mismos. Porque, como dice Aristóteles en su “Etica a Nicómaco”, la virtud promueve otras virtudes y el vicio engendra más vicio. Así, en América, las mentiras sobre el sistema político han engendrado más y más mentiras y al final casi todo lo que se dice sobre EEUU usando el epíteto “América” (que es la forma grandilocuente en la que EEUU habla de sí) es mentira. He aquí unas cuantas de dichas mentiras (conste que la lista no es exhaustiva):

  • Mentiras en la formalidad del sistema político que NO es democrático sino que es formalmente oligárquico como demuestra el hecho de la existencia de un colegio electoral que es quien en realidad decide.
  • Mentiras en la pulcritud, idoneidad y eficacia de sus instituciones; hay toda una historiografía donde estos caballeros se ponen todas las medallas por tener las mejores instituciones políticas y, en consecuencia, haber llegado a la cima de la influencia por ello. Nada como los incidentes de estas últimas semanas para ver cómo están fallando las instituciones.
  • Mentiras en cuanto a la eficacia en sus métodos. Nada como ver una noche electoral americana (cualquiera, no esta última) para convencerse de lo contrario. (Ya me lo dijo hace muchos años un inglés: el operario americano tipo sólo es eficiente si le das un checklist, es decir si le das su trabajo masticado por tareas y le pones a que lo ejecute punto por punto).
  • Mentiras en cuanto a su moralidad personal de la que presumen desde la hipocresía del sistema teológico protestante que establece una horquilla entre hechos y fe y, en consecuencia, abre la posibilidad de justificación de los comportamientos hipócritas.
  • Mentiras en cuanto a la firmeza de la base sociológica de su nación que está entregada a la desconfianza y la descomposición social que hace que la gente no se relacione más que en pequeños grupúsculos para hacer algo concreto y por interés (jugar a algo o hacer algo); nunca por el hecho en sí de abrirse socialmente a los demás como en los países hispanos cuya sociabilidad es de plaza.
  • Mentiras en cuanto a las verdaderas posibilidades de alcanzar prosperidad económica (el llamado American Dream) que es una fantasía imposible para la mayor parte de la población agobiada como está entre préstamos personales de estudios que no le sirven para nada, préstamos médicos para que algún familiar no se muera y para los cientos de miles de indigentes que hay por todos el país.
  • Mentiras en cuanto a la excelencia tecnológica de la vida americana que se reduce a la tele y el teléfono porque no existe conducción de servicios (telefónica, eléctrica, etc.) más que en unas pocas zonas. En el resto la infraestructura es infame con cables colgando en postes que no se daban en España ni en los años 1940.
  • Mentiras en cuanto al nivel de vida del American way que, en realidad, es de lo más agobiante puesto que hay que hacer fortísimas provisiones de fondos para los seguros médicos y la educación universitarias de los hijos (a razón de 30 0 40 mil dólares al año).
  • Mentiras en cuanto a la libertad de expresión, en tanto en cuanto te puede caer la del pulpo por decir o escribir algo mínimamente comprometido para algún colectivo “vulnerable” o simplemente contra alguien al que no le caes bien.
  • Mentiras en cuanto a la indefensión jurídica que se padece ya que el sistema judicial es prohibitivamente caro tanto en defensa penal como en pleitos civiles por los que a uno le pueden demandar por cualquier cosa y exigir compensaciones exhorbitantes. En el sistema carcelario hay entre 5 y 10 % de presos inocentes (los datos son de Sidney Powell en un libro suyo que pondré a disposición de mis lectores en breve).
  • Mentiras en cuanto a la protección jurídica de la propiedad ya que no existe una función notarial reglada rigurosamente y, por lo tanto, el registro y transferencia de bienes es muy azaroso.
  • Mentiras en cuanto a la protección de la propiedad frente al estado que tiene poderes discrecionales de embargo (¡hasta sin papeles, lo que oyen!).
  • Mentiras en cuanto a los derechos de los padres respecto de los hijos que se los pueden secuestrar en instituciones por la sola intervención administrativa, es decir, sin mediar autoridad judicial alguna, tanto e Inglaterra como en EEUU.
  • Mentiras respecto a la seguridad personal de las personas que pueden ser detenidas, apresadas, retenidas, interrogadas y, en general, acosadas de mil maneras por alguno de los miles de cuerpos policiales que disponen de poderes policiales discrecionales y cuya jurisdicción y atribuciones no está clara y que sólo le podrá salvar a usted un abogado de mucha influencia y luenga minuta.
  • Mentiras respecto a la protección judicial frente a la delincuencia que no existe puesto que no existe el concepto de juez de guardia y los delitos los instruye la policia (si quiere).

Lo curioso es que estas mentiras no sólo se las ha tragado la gente sencilla que no ha viajado y leído poco o no leído. Lo más extraordinario es que quien más ha sido pasto de estas mentiras es justamente la gente de universidad, sobre todo en España de los países que yo conozco que aún hoy continúan perpetuando estas mentiras en sus clases y en sus libros. Hablaré más de ello porque creo merece la pena dedicar atención monográfica a esta variedad de actitud cipaya.

Espero que la realidad se imponga y que, tarde o temprano, se revele la mentira en la que consiste lo que hasta ahora se ha venido llamando “democracia” pero que no es sino una burda componenda oligárquica dispuesta a llegar a cualquier cosa, incluido el asesinato, por perpetuarse.

Y entonces esperemos que se abra una nueva etapa en la historia de la forma política de Occidente en la que las elecciones y las urnas deberán estar presentes, desde luego, ya que casi son la única “vigencia” que nos queda; lo único en lo que todo el mundo está de acuerdo, pero en la que no se mienta más sobre la democracia y, en consecuencia, quede netamente establecido en qué consiste y qué alcance tiene ese gobierno del pueblo del que se dice contiene la democracia.

Pero no sabemos si esto será posible manteniendo a EEUU como el estado parangón de estados.

En mi opinión esto sólo será posible si el sistema consigue restablecer como ganador de estas eleciones a quien a todas luces y con toda justicia las ha ganado que es Donald Trump.

Y esto sólo será posible, según creo, si una de las virtudes más alabadas de los americanos, por mí también abiertamente elogiada que es su libertad política que se traduce en coraje para defender lo suyo actúen de inmediato frente a sus legisladores locales para que éstos a su vez actúen en sus cámaras destituyendo a Compromisarios falsos y escogiendo nuevos Compromisarios comprometidos con Trump. Ya que, como dije en la entrada del 12 de noviembre:

es condición necesaria para que Trump triunfe que los legisladores de los estados disputados demuestren su libertad política ejerciendo su voto para restablecer la posición de quien en justicia ha ganado las elecciones

O sea, que

si es verdad que aún queda libertad política en EEUU Trump conservará la Casa Blanca, pero si resulta que eso es una mentira más sobre América, no.

Suscripción para recibir avisos

Sólo se enviará información relacionada con este blog

  1. No se olvide que en agosto de 1941 EEUU (FDR en una comparecencia conjunta con Churchill en un barco en alta mar) proclamó al mundo entero en un documento llamado Carta Atlántica (Atlantic Charter) las condiciones para sumarse al esfuerzo bélico contra el Eje: sustituir todos los sistemas políticos por el suyo; implantar en todos sitios sistemas de despotismo cameral como el inglés y el americano, crear oligarquías locales mediante ese sistema y llamar al producto resultante “democracia”.
  2. Rechazo la denominación de analista porque presupone que la realidad está constituida de partes pequeñas y discretas a las que se puede llegar mediante ciertas operaciones factibles de erigirse en metodología. Rechazo también la denominación de experto en tanto que supone una cierta cantidad de estudios previos reglables e impartibles cuya superación le eleva a uno de grado. Asumo, eso sí, la condición de confidente en tanto en cuanto se me consulta con cierta reserva sobre aspectos críticos del sistema cuyo abierto planteamiento sería improcedente en el espacio público contemporáneo tal y como está constituido en estos momentos.
  3. Esta vez a los ingleses les salió el tiro por la culata porque deben ustedes saber que Inglaterra venía ganando guerras desde el siglo XVIII mediante un simple artificio de tocomocho diplomático consistente en persuadir a la segunda potencia más importante del continente para que se enfrentara con la primera. Lo mismo exactamente igual hicieron en la primera guerra mundial: reclutaron a EEUU (en aquel momento potencia emergente) para que se enfrentara con la primera potencia continental (Alemania) con el resultado que todos conocemos. Pero hete aquí que después de la guerra, siguiendo también su inveterado guión, Inglaterra ninguneó a EEUU de manara bastante vergonzante llegando incluso a humillar a su idealista –y super-progresista– Presidente Wilson en sus famosas demandas de cambio geopolítico contenidas en los conocidos Cartorce Puntos. Apenas unas décadas más tarde, en la Segunda Guerra Mundial, los ingleses quisieron repetir aún una vez más el mismo tocomocho sobre el mismo primo pero, claro, esta vez el primo –EEUU– se conocía el truco. Y además coincidió que en ese momento se hallaba en la presidencia otro hiper-progresista, menos crédulo que Wilson y una de las personas más desiertas e inteligentes que han ocupado dicho cargo –FDR– que es a quien debemos la estructura del mundo en el que hoy vivimos.
  4. Dalmacio Negro clasifica las formas políticas en naturales y artificiales u obtenidas por evolución histórica o por diseño previo, por creación calculada. Entre las primeras se incluye el imperio, el reino y la ciudad; la segunda es el Estado en todas sus variedades (págs.42-43 Historia de las Formas del Estado, El Buey Mudo, Madrid 2010)
  5. Se justifica la denominación “democrático” mediante el recurso al sufragio universal pero es preciso darse cuenta que ese mecanismo no implica que el gobierno sea del pueblo que es lo que democracia significa (demos = pueblo, gracia = gobierno). En realidad lo que convencionalmente recibe el nombre de democracia es un sistema de desgobierno oligárquico, esto es, un sistema donde el gobierno, en manos de una minoría, es ejercido de manera controladamente espasmódica, irregular e ineficaz para crispación de los gobernados y beneficio de los gobernantes.
  6. El concepto de imperio formal es muy iluminador y conviene familiarizarse con él. Supone la dominación de un país por otro mediante elementos interpuestos que evitan las cargas formales del imperio ejercido a través de las instituciones de gobierno. Los ingleses han sido maestros en el arte de constituir y mantener imperios informales. El diseño geopolítico de FDR expresado en la Carta Atlántica es una derivación del imperialismo informal por excelencia –que es el imperio comercial marítimo inglés– que se ejerce mediante el control de los puertos de entrada de las mercancías de un país. En el sistema informal de imperialismo convencionalmente apellidado democrático (aunque, por supuesto de democrático sólo tiene el nombre), los puertos quedan sustituidos por las cámaras legislativas que actúan de polos generadores de oligarquías locales afectas a la metrópoli.
  7. Quedó dicho, aunque no demostrado. Pero para ello tendré que hacer un largo discurso histórico que no sé cuándo podré hacer.
  8.  La constitución española de 1978 que, como muy bien ha apuntado un lector de este blog no merece el nombre de tal puesto que para su elaboración no se convocaron cortes constituyentes, sínodo pues únicamente una carta otorgada. Como carta otorgada es , sensu stricto, la propia constitución americana (oh, reina de las constituciones) ya que como he explicado en una entrada anterior la convocatoria en Philadelphia de 1787 (the Convention of 1787) no era tampoco una convocatoria constituyente.
  9. No se suele valorar con suficiente admiración la extraordinaria visión geopolítica de FDR en organizar el encuentro de Bretton Woods (de donde salieron las instituciones financieras como el FMI y el Banco Mundial que han resultado ser los vectores de implantación de esos despotismos camerales erróneamente denominados democracias) ya en junio de 1944.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

10 comentarios

  1. Vicente Miró

    Gracias por todos los comentarios y por las últimas preguntas planteadas.

    Mañana empezaré a contestarlas una por una.

    Saludos, VM

  2. Rafael Pedrosa

    Cierto Sr. Miró.
    La Constitución española de 1978 no es domocratica, no eiste la división de poderes. Tan solo eiste división de funciones.
    Le llamamos Elecciones Generales a las elecciones al Legislativo y ellos los politicos se sacan de la manga el Ejecutivo y el Judicial.
    No elegimos a nuesros representantes, elegimos listas cerradas, confeccionadas por personas que nadie a elegido.
    Si no somos una democracia, que somos?
    Una oligarquia.
    En otro orden de cosas, es realmente descorazonador el continuo desmoronamiento de EEUU, como potencia hegemonica global.
    Es preocupante porque los actores globales que se perfilan son un totalitarismo liberticida con foco en China con su area de influencia en America, Europa, Australia. Israel.
    Un segundo actor Totalitario con foco en Rusia con su area de influencia en Turquia, Iran, India y los paises arabes. Pequeños paises no alineados.
    VE Ud. posible una nueva guerra y división en Europa entre ambos bloques.
    Cree Ud. Sr. Miró que tendria futuro una unión Iberoamericana?

    • Daniel R. Cardoso

      Nuestro sistema político es una oligarquía partitocrática plebiscitaria que cada 4 años se renueva y se “legitima” mediante las urnas (algo hemos avanzado desde los pronunciamientos y golpes del XIX).
      Rusia hoy es autoritaria. No se puede ser totalitaria desde que hay otro poder paralelo como es el Patriarcado de Moscú que ya ha dado serios problemas de cabeza a Putin.

  3. Daniel R. Cardoso

    En verdad, los EEUU han estado prácticamente en guerra civil desde sus comienzos entre la raiz “inconformista” (puritanos, católicos, etc. huidos de Inglaterra y Europa, P. Antímasónico, Suelo Libre, algunas ramas del Repúblicano y Democrata, aislacionistas, etc.) y la raiz conformista procedente de las elites británicas (iluministas, masonería, élites financieras, politicas, intervencionistas, etc.). Huyendo de la tiranía inglesa se trajeron sus gérmenes.
    Para comprobarlo solo hay que ver los presidentes asesinados: Lincoln (1865), Gardfield (1881), McKinley (1901), Kennedy (1963); casi los mismos y casi a la vez que en España: Prim (1869), Canovas (1897), Canalejas (1912), Dato (1921) y Carrero (1973).
    La revolución enriciana de 1533, seguida de las de Suecia y Dinamarca-Noruega-Islandia (los países nórdicos no tuvieron mucha influencia posterior pero su totalitarismo es mayor que el inglés si cabe), es el unico “unicum” histórico inglés que hay y poco tiene que ver con las reformas protestantes, calvinistas y luteranas, del continente. Hobbes da la pista por donde van los tiros.
    Por algo Felipe II (que fue Felipe I de Inglaterra para sorpresa de muchísimos ingleses como he podido comprobar y que no se lo creían) tuvo la intuición, que le dio conocer de primera mano su realidad, de intentar acabar con ella de raíz y no por la pirateria y el apoyo a los orangistas (Contra lo que se cree Felipe II tuvo buenas relaciones con Suecia y Dinamarca y nunca atacó Ginebra ni los principados alemanes frisones y de Hanover teniéndolos a mano), continuada por sus sucesores hasta la caída de Olivares en 1640. Desde entonces se ha desarrollado hasta ahora para nuestro mal.

    • Luis López-Cózar

      Me parece que este es el articulo mas lucido que he leido a cualquier autor sobre lo que está ocurriendo en USA, y las democracias occidentales por extensión. He vivido en USA y confirmo punto por punto lo comentado por el autor. El ciudadano usa es un esclavo del poder politico-financiero que los gobierna, al igual que el europeo lo es del sistema politico-financiero de la UE.

      Para quién quiera conocer Los principios cristianos del orden social, economico y politico, les recomiendo entrar en esta web UnhombreUnamision.org

  4. Jesus Valcarcel

    Así que no estábamos esperando el postre de Don Vicente. Simplemente lo que nos ha ofrecido hasta el momento eran entrantes, vamos para ir abriendo boca. ¡Ay, Señor! Pero que Carpanta soy, que confundo unos aperitivos con un banquete.
    Sirva el chiste para agradecer a D. Vicente Miró, la indescriptible experiencia que me ha permitido percibir como se me derriten de placer mis papilas gustativas, conectadas a mis engramas neuronales. También para poner distancia en algo que este domingo descubrí de casualidad.
    Todos hemos escuchado la semana pasada la noticia de un fallo en Google, Youtube, etc. Algo a lo que estamos acostumbrados la mitad de los habitantes de este planeta, que hacemos uso de una industria que se blinda a indemnizar por sus fallos y fechorías, o se toma a pitorreo la seriedad de servir honestamente al otro, todo ello mediante contrato abusivo. Ya se ha comentado en este blog el guion hollywoodense más manoseado, ese en el cual al héroe decente de la película los malvados institucionales persiguen y acosan, acusándole públicamente de criminal a través de los mass media colaboracionistas, que no se paran ni medio segundo a comprobar la veracidad de la noticia. En este episodio que nos mantiene pendientes del desenlace, Donald Trump que lleva aportando pruebas de fraude que hasta un ciego puede ver, ni el FBI, ni la CIA, ni ninguna otra agencia de seguridad nacional aparecía en escena, durante el mes y medio largo que llevamos de denuncias presidenciales. El cuadro demuestra que, a un presidente de los EUA, los poderes facticos le hacen menos caso que a la boina de un guardia.
    Pues a pesar de la colaboración necesaria de ocultar la verdad de las multinacionales del no sabe, no contesta, pero distrae al personal. A pesar de ello, la teoría del centésimo mono ha demostrado su validez. Cada vez más en la red afloran autodenominados patriotas en todas partes del mundo, que consideran a Donald Trump el patriota “number one”. La consecuencia es que más de la mitad de los electores de los EUA, hoy “sabe” que hubo fraude electoral, además de 1/3 del planeta, que se mantiene en zozobra expectante. ¿En que lugar deja eso al Gran Hermano, que engulle cientos de miles de millones del contribuyente para proteger al Pueblo de enemigos internos y externos? ¿Dónde pueden acabar los mass media, que no cumplieron con su deber de informar imparcialmente en el evento histórico más trascendente después de la 2ª Guerra Mundial?
    Por el arte de birlibirloque, al día siguiente del “ciber timo xxxxxxn” todas esas instituciones que hacían mutis por el foro, desembarcaron en la Wikipedia con informes de lo más elaborados, amenazando a Trump por no responder a tiempo a un ataque cibernético. Subrayo los tiempos de respuesta: fraude electoral sin respuesta, 50 días sin inmutarse y con el cronometro no parando de contar. “Ataque cibernético” que manifiesta incompetencia manifiesta de esos servicios onmipresentes, todos los informes divulgados al día siguiente para exculparse y culpar al presidente Trump. Hasta aquí la típica estrategia de huida de los calamares cuando se sienten amenazados, sueltan tinta para ocultar su vulnerabilidad.
    Pero… para no extenderme más, me parece que también ha servido de ensayo general para el Gran Reseteo financiero. Ya tienen un enemigo al que echar la culpa si le desvalijan su cuenta bancaria o la de millones, que tanto les da. Los pobres diablos, a pesar de tragar billones del contribuyente como si fuera red bull, tendrán el morro de alegar lo mismo que el 11S, no lo vimos venir, nos faltó presupuesto. ¡Poderoso caballero es don dinero que puede más que la inteligencia!
    Aunque no creo en la segunda venida de Jesucristo, ni a pesar de que en estas fechas se reproduzca astronómicamente la misma carta astrológica de su nacimiento. ¡Por el Amor de Dios, que ya somos adultos para enfrentar y resolver nuestro destino! El pastor adventista de este video nos explica en que consiste el Grand Reset, con bastante deportividad encara el futuro consiguiente, fundamenta su exposición en la denuncia de un alto cargo del Vaticano.
    https://www.youtube.com/watch?app=desktop&feature=youtu.be&v=jYGUA04EAt8
    Llevo mucho tiempo recopilando datos de las atrocidades a la que nos ha traído la moto, que nos vendieron a precio de nave espacial, para salir de la dictadura del General Franco. Lo que llegó después encaja a la perfección en el refrán: “otros vendrán que bueno le harán”. Yo si conocí de niño y jovencito lo que ahora se llama el bando de los sublevados. ¡Me encantan las trampas del lenguaje!, los muy necios no se dan cuenta de que cada vez somos más a los que nos solivianta esta otra dictadura criminal de violadores compulsivos de fundamentos democráticos, y asesinos en serie de la Declaración Universal de Derechos Humanos.
    Me encantaría añadir a cada mentira enumerada por Don Vicente, con el objetivo didáctico de acreditar con hechos, las atrocidades causadas por cada una de esas mentiras con las que malvivimos. Siempre y cuando Don Vicente no considere que sería una grosería por mi parte abusar de su hospitalidad, desembalando cual traficante de armas, un muestrario a modo de arsenal, de las consecuencias de las mentiras publicadas en prensa, inmortalizadas en el celuloide, o diseccionadas por expertos. Esas mentiras no sólo destruyen al patriota americano, también a cualquiera que simplemente pase por este jodido mundo. Esas bestiales agresiones a principios vitales fundamentales, que los gobiernos juraron que nunca, ni bajo ninguna circunstancia cometerían, para acto seguido ejercitarse en el perjurio. Hasta que llegamos a la guerra del corona timo, año en el que los cuernofilos ya se comportan cual jauría desatada. El lingüista Noam Chomsky se dio cuenta del engaño y nos demostró que llevamos demasiados años atacados con armas silenciosas, en guerras lentas de destrucción masiva de la esencia del Ser Humano. Curiosamente las mentiras del lenguaje son como esas populares cintas de correr… trucadas. Nuestra meta es alcanzar la felicidad, pero cuanto más corremos, más extenuados y alejados de nuestro destino acabamos. La ley de la misericordia nos recuerda que semejante dislate, algún día tendría que finalizar. Ningún mal puede durar eternamente. El Gran Jefe puede ser muchas cosas, pero como estúpido no da la talla.
    Esta entrevista al famoso Robert T. Kiyosaki no tiene desperdicio, es toda una visión lucida, desde su enfoque personal, del sunami inminente consecuencia de la falsedad reinante. También se lo toma con deportividad. Señalo la premonición de que altas torres caerán, dando la oportunidad a cualquier persona o equipo organizado de aprovechar el vacío del castillo de naipes derruido. Cosas que pasan cuando se derrumban los imperios fundamentados en el engaño.
    https://www.youtube.com/watch?v=D4UWTnLLRhI

    • Jesus Valcarcel

      He reflexionado acerca de presentar todo un arsenal de armas de defensa. He llegado a la conclusión que debo autocensurarme, más por beneficio comprensivo que por decoro. Me centraré en la hipócrita mentira de garantizar constitucionalmente el derecho fundamental a una vivienda digna, para que a la primera de cambio se robe a los débiles tan igualitario derecho fundamental. Como dice el refrán: Cada uno en su casa y Dios en la de todos.
      Aunque lo de secuestrar a niños de sus padres porque llegan al colegio con lamparones, para acabar prostituyéndose por las calles bajo el amparo funcionarial y jurídico de “todo por el bien último del menor”. Mi reacción no es la más adecuada en estos momentos, en donde urge mantener la calma, la observación firme y serena hacia el desarrollo de los acontecimientos que acaben resolviendo el drama que nos ha traído hasta aquí. Exhibirse poseído de inmisericordia hacía la más abyecta miseria de Estado, Comunidades Autónomas, sistema judicial, funcionarios y gobernantes, por tan abyecto crimen de lesa Humanidad, contra cualquier infante, proyecto de Ser Humano adulto que, sin consentimiento propio, ni paterno acabe en las fauces de la Bestia, no es la vibración espiritual necesaria coadyuvante a nuestra evolución de conciencia.
      Comenzando desde lo estratosférico hacia lo concreto, sugiero volver a ver la película “La casa de arena y niebla”, debuta como director Vadim Perelman en 2003, le acompañan como actores protagonistas principales Jennifer Connerly, en el papel de una joven que intenta ahogar el duelo del fallecimiento de su padre y el abandono de su marido en ríos de alcohol, subsistiendo como puede en la casa que le dejo su padre en la costa norte de California. Como síntoma de su dolor abandónico, deja de prestar atención a los asuntos mundanos, que se agolpan en forma de sobres timbrados agolpados en el suelo. Uno de esos asuntos es la notificación no fehaciente, (sin comprobación oficial de que la receptora del mensaje lo ha leído y mucho menos que lo ha entendido), de la reclamación de una deuda improcedente del Ay untamiento del Condado. Como disponen las instituciones, presuntamente al servicio del Pueblo, especialmente de los más débiles, sin mayores miramientos le embargan la casa, símbolo de sus mejores recuerdos vividos, y del amor, esfuerzo y trabajo de toda la vida de su padre. Ben Kinnsley, en el personaje de un coronel de la guardia real del Sha de Persia, exiliado en los EUA, intenta sobrellevar con dignidad su menguante patrimonio, ocultando a su familia su trabajo como obrero de la construcción. Como dicen que no hay nada más listo que el hambre, aprovecha la oportunidad de adquirir en subasta la casa embargada por un módico precio, que considera mantendrá su estatus social. A partir de estos personajes se van incorporando otros a la trama, creando una tensión rallante, como dicen hoy los jóvenes, en donde se cruzan los destinos de personajes que nunca se encontrarían si no fuera por esa perversa causa. La película es un ejemplo de cómo la perversión institucional se presenta ante el público como el paradigma de lo legal, lo moral y legítimo.
      Si alguien quiere contrastar el argumento, con lo narrado en la Wikipedia, comprobará la terrible influencia del lado oscuro de la fuerza. La culpa de lo acaecido recae sobre la víctima. Ni el guionista, ni el director pretendieron tal cosa. Pero el mensaje subliminal que Susan Sarandon, como abogada de la víctima, es más o menos este: la autoridad está por encima del bien y el mal causado, con reconocer el error, disculparse y hacer entrega del dinero que retenían como sobrante de la subasta, el daño queda reparado. La protagonista lógicamente grita de rabia, el esfuerzo de 2 generaciones acaba en un puñado de dólares que no compensa lo perdido.
      Posiblemente cualquiera pueda pensar que eso sólo pasa en América. Esto es Europa, para mayor grandeza España, la periferia del Imperio, aquí no pasan estas cosas.
      Recuerdo hace unos años leer la noticia de que una joven madre divorciada, cuyo único delito era el de poseer pocos recursos intelectuales para comprender el alcance de los farragosos documentos administrativos que firmó, (como el 99% de la población, me incluyo entre estos delincuentes habituales que firmamos sin leer la letra pequeña del contrato, confiando en la bondad de la Bestia). Su ex la contrata en el bar donde trabajaba, le cuenta que la dará de alta en la Inseguridad Social. A partir de ahí el bar cierra y al ex se le olvida darla de baja, para más inri la dio de alta como autónoma con domicilio social en el propio bar. A partir de ahí se acumulan las reclamaciones no fehacientes de deuda a la SS, recargos por demora, intereses y demás usura, hasta que deciden embargar su casa, único bien heredado y dejarla en la calle con sus churumbeles.
      Para señalar que pudiera ser que esto sólo pasa con los débiles sociales, a los que dice el Estado que protegerá más que al ángel de la guarda. El otro hecho es del 2012, el embargo de los muebles del colegio donde estudiaban los hijos de la famosa Mar Flores. La Administración del Estado no tiene el menor miramiento de clase, ni respeto hacia el derecho fundamental de un menor a estudiar en pupitre, en vez de con las posaderas en el frio suelo. Vamos cuando la Constitución Española en su artículo 10, jura respetar la DUDH, era para exhibirse en una pasarela de moda de lo más Fashion.
      https://www.elmundo.es/elmundo/2012/02/23/madrid/1330034032.html
      Los que lucimos más que canas, recordamos que cuando un amigo de lo ajeno pretendía entrar en nuestra casa, tanto el Fuero de los Españoles, la conciencia social, como la autoridad nos avalaba para que pudiéramos defender lo nuestro. Nunca presencié la bochornosa escenificación de destrucción moral de algo que, algunos doctos certificados, llaman juicio democrático. Como dirían en las películas americanas de trama jurídica: “el Pueblo contra un anciano, que se defendió de un mal nacido, que para robar torturó a la anciana esposa del agredido”. Hasta el cómplice del torturador declaró que si le hubiera pasado a él también habría matado al agresor. ¿Qué sistema es capaz de fortalecerse exhibiendo inmoralidad?
      https://www.elmundo.es/espana/2018/04/12/5acf33dde5fdea9e638b4683.html
      Para completar el cuadro de como ha degenerado el poder que constitucionalmente debería de servir al Pueblo, vean esta selección de videos: La policía protegiendo a unos okupas de las protestas de un pueblo que ya no aguanta más, los insultos y agresiones varias de esos “valientes nacionalistas”, a los que el inhabilitado Quim Torra, decretó que aún cuando hubiera sentencias de desocupación, pueden estar tranquilos los okupas que la Generalitat les protegerá. Quienes le pagamos el suelo, en contra de nuestra voluntad, no pintamos nada en esta guerra, sólo somos sumisos paganos. Como reclamo publicitario a la inmigración de amigos de lo ajeno no está nada mal, supongo que así se recluta a más nacionalistas charnegos para los CDR.
      https://www.youtube.com/results?search_query=video+policia+defendiendo+a+los+okupas+en+un+pueblo+de+barcelona
      ¿Cuánto tiempo pueden subsistir este tipo de instituciones? ¿Será necesario para cumplir con su hoja de ruta esterilizar a la población, radiarla, fumigarla, llenar los estómagos con la malnutrición para vaciar cerebros?, ¿Acabar con los ancianos capaces de recordar otro mundo diferente? ¿Será suficiente con los efectos “adversos” de vacunaciones masivas, impuestas violando el Código Bioético de Nuremberg? ¿Con destruir el tejido económico y productivo del mundo occidental? La Historia será escrita por quienes ganen esta guerra.
      Por ahora comentaristas independientes, que no se consideran ni de derechas, ni de izquierdas comentan los movimientos de las ejércitos de hoy mismo: https://www.youtube.com/watch?v=l-XRmKneML4
      Mañana recordaremos que, en situación semejante, hace dos milenios nació una nueva esperanza, que aún hoy nos ilumina.

  5. Cristóbal Bordíu

    ¿ Quiere decir , D. Vicente , que el pucherazo ha triunfado y ve a Trump sin posibilidades de revalidar su presidencia?

    • Vicente Miró

      En absoluto. Hay mucho nuevo y todo bueno pero no quiero escribir sin comprobar por varias fuentes lo que pasa porque tampoco me fío de los periodistas (buenos) americanos, aunque más que de los españoles, desde luego, que son patéticos. El que no confunde, se inventa cosas y los demás copian (¿se puede creer que ya he escuchado a uno en la tele decir que esto se parece a una novela de Tom Clancy?).

      Tengan paciencia, confíen y esperen que estoy trabajando nuevas –y buenas–informaciones.

      Saludos, VM

Deja una respuesta

Blog Lo Político