Parte de Guerra Especial Periodistas: “Los datos que de verdad importan”

Parte de Guerra 6 • 14 dic 2020

Dedico esta entrada con todo mi cariño y la mejor intención1 a los “periodistas buenos” que ahora 2 están a favor de Trump porque no son tontos y después de cuatro años se han dado cuenta de la inmensa repercusión geopolítica y socio-cultural planetaria que tiene la continuidad de su  presidencia y, en consecuencia, les ha entrado el canguelo ante la posibilidad de su pérdida.

Pero el resultado de esta toma de conciencia ha sido hasta ahora bastante negativo porque han adoptado la actitud tan española3 que he descrito en una entrada anterior y que consiste en entregarse al movimiento sin acción.

Así, tenemos ahora que los pocos medios a los que uno puede prestar atención sin peligro de quedar lobotomizado andan como pollo sin cabeza de un lado para otro buscado datos, reclutando a todo títere con cabeza por espiquinglis y confeccionando listas kilométricas en vano intento por averiguar qué va a pasar y cómo se puede salvar la situación, sobre todo ahora, después de que lo que creían era la gran esperanza blanca a favor de Trump –el Tribunal Supremo– haya declinado siquiera entrar en el asunto.

Pues bien; estén atentos a esta entrada, queridos amigos periodistas, porque yo creo que les va a aclarar muchas cosas.

Pero antes de entrar en materia tengo que hacer una prescripción facultativa, o mejor dicho, dos. Lean ustedes las siguientes dos entradas que tienen que ver con el funcionamiento del sistema político americano:

Si después de la lectura de estas entradas usted, querido-periodista-amigo, ha comprendido y acepta los siguientes tres hechos de la vida que expongo a continuación, entonces usted está listo para continuar leyendo la entrada y sacar provecho de ella; si no, es mejor que lo deje y continúe entregado al jergón, al camastro de sus viejas creencias4.

Los tres puntos son:

  • La constitución americana contempla la figura  del Presidente de EEUU como representante de los intereses de los estados de la unión frente a las instituciones federales.
  • Los que eligen al presidente son los “legisladores” (legislators) o miembros de las cámaras legislativas de los estados o legislatures. El voto popular es indicativo o consultivo para que estos legisladores tomen su decisión pero no es en modo alguno vinculante.
  • Para efectuar el voto, los legisladores no depositan papeleta en urna alguna sino que eligen a ciertos compromisarios de su voto llamados “electores” (electors) que son los depositarios “en su persona” de la elección de los legisladores. Este “en su persona” implica que su compromiso de voto puede enfriarse (lose faith) y entonces, se convierten en “faithless electors”,  con lo que pueden votar a otro candidato con muy poca o ninguna consecuencia para ellos5.

♦♦♦

Entonces, si se admite lo anterior, podemos ya a centrarnos en buscar los datos que importan de verdad para le elección del Presidente de EEUU. Y esos datos no son otros más que los relativos a los propios Legisladores puesto que son los únicos responsables de la elección del presidente.

Por lo tanto,

todo todo lo que tiene que ver con cualesquiera otra cosa, como es la opinión de la prensa, de los jueces, e incluso del Tribunal Supremo es en sí irrelevante para la elección del Presidente de EEUU6

El que la prensa sea sólo un arma intimidatoria usada por los demócratas se ve inmediatamente pero es que, en realidad, los jueces y la justicia lo son también a su modo una baza republicana de persuasión que no puede obligar el voto de los Legisladores porque

si esas demandas se ganan –en cualquier nivel– sería como mucho para cambiar el sentido de las certificaciones administrativas del voto popular que sabemos tienen un valor puramente indicativo o consultivo7

Ni que decir tiene que una y otra –prensa y justicia– tienen un papel que jugar, y lo están haciendo, pero sólo en la persuasión / intimidación / maduración del sentido del voto de los Legisladores.

Concentrémonos entonces en saber más de esos Legisladores, cuántos son, a qué partido pertenecen  y a qué tipología humana se les puede adscribir para intentar comprenderlos mejor y comprender así cómo pueden actuar en esta ocasión frente a toda esta debacle.

  • Existen 7.383 escaños de Legislador en el conjunto de las cámaras legislativas de todos los estados que se agrupan en 99 cámaras correspondientes los 50 estados donde en cada estado hay dos cámaras excepto en Nebraska donde el sistema es unicameral. Nebraska también es especial en que no distingue la afiliación partidista de sus Legisladores, con lo que los datos que se refieran a las divisiones entre los partidos Demócrata y Repuplicano serán sólo correspondientes a 98 cámaras legislativas.

Antes de continuar, vayamos primero con unas pocas definiciones necesarias para entender las estadísticas:

Control cameral es cuando un partido controla sólo una cámara.

Control legislativo es el nombre que recibe el hecho de que un sólo partido tenga mayoría en las dos cámaras.

Control del estado es el nombre que recibe el hecho de que un partido tenga mayoría en ambas cámaras y además el gobernador sea también de este partido.

Control dividido es cuando cualquiera de los tres elementos (las dos cámaras y el gobernador) presentan afiliciación a varios partidos.

  • De los 7.383 Legisladores, 3.820 son Republicanos (52%) y 3426 son Demócratas (47%) y restan 127 independientes.
  • Los Republicanos tienen control cameral de 59 de las 98 cámaras lo que es el 60% de las mismas, mientras que los Demócratas tienen el control de 39 que representa el 40% del total de 98.
  • En cuanto al control de legislatura, existen 49 cámaras que se hallan en posición de Control de Legislatura los Republicanos poseen 29 (el 59%) y los Demócratas 19 (el 38%) y resta 1 legislatura (o grupo bicameral) dividida.
  • En lo que se refiere a control del estado, también existen 49 cámaras en esa posición (igual número que en “control de legislatura”), los Republicanos poseen 21 de ellas lo que supone un 43% del total de 49 mientras que los Demócratas tienen 15 que son el 31% del total con 13 estados que aparecen como resto en posición de control dividido.

Por lo tanto, los datos cantan señores, la superioridad de republicana en las cámaras es aplastante se mire por donde se mire y esa es la superioridad de realmente cuenta, no el voto popular.

El problema es el gran malentendido, mejor dicho, la mentira que se ha proyectado sobre la realidad de un sistema impropiamente llamado democrático y celebrado como tal

De modo y manera que, supongo, que ahora, a la vista de estos datos –y sabiendo el papel real que tiene cada cual en la constitución americana– no se extrañará nadie de que yo me haya lanzado a anunciar la victoria de Trump en fecha tan temprana como el día 12 de noviembre ante el estupor de propios y extraños y –muy especialmente de mis amigos periodistas– que por aquellas fechas inmediatamente posteriores al golpe del día 3 protagonizaron TODOS SIN EXCEPCION CONOCIDA una súbita regresión al estado fetal de pre-partidarios de Trump que tenían en 2016 cuando le negaban por las esquinas.

En fin, al análisis anterior le faltan dos cosas importantes que no me es dado exponer aquí:

  • Hacer una mínima indagación sobre la tipología humana de estos Legisladores para ver cómo podrían actuar en esta crisis.
  • Hablar de la segunda vuelta (runoff) de las dos plazas vacantes en el senado de Georgia que es importantísima por razones que ya explicaré y que pueden terminar desencadenando un desenlace del todo imprevisto.

Pero eso será en próximas entradas. Ahora les dejo con un breve comentario final sobre los datos que he adjuntado, su procedencia, etc. No la desdeñen que también tiene su miga.

♦♦♦

Los datos anteriores están tomados de la NCSL (National Conference of State Legislatures) y se refieren a la situación de las legislaturas al 1 de agosto de 2020 y por lo tanto no reflejan los resultados de las elecciones del 3 de noviembre aunque prácticamente no hay variación, y además va a favor del Partido Republicano.

En dichas elecciones se llevaron a cabo elecciones para la composición de 86 de las 99 cámaras del país correspondientes a 44 estados. Los estados que no llevaron a cabo elecciones ese día fueron Louisiana, Mississippi, New Jersey y Virginia porque dichos estados tienen por norma hacer sus elecciones en años impares.

En esa fecha (3 de noviembre de 2020) se reeligieron 5.876 escaños del total de  7.383 lo que representa un 80%. La gran sorpresa de esta reelección es que sólo dos cámaras, pertenecientes las dos al estado de New Hampshire, cambiaron de partido y lo hicieron ambas a favor del Partido Republicano con lo que habría que añadir un punto más a los Republicanos en el haber de su control de legislatura expuesto antes.

Es de destacar que este mínimo cambio es excepcional ya que generalmente se da una media de 12 cámaras que cambian posición en el sentido anteriormente definido generalmente el sentido del cambio va a contrapelo del ocupante de la Casa Blanca. Es decir, en cada elección estatal pierde Legisladores el partido al que pertenece el Presidente de EEUU.

Lo que esto demuestra es que el tanto el Presidente como su partido, el Partido Republicano, están muy bien vistos por el electorado popular del conjunto de los estados.

 

Suscripción para recibir avisos

Sólo se enviará información relacionada con este blog

  1. Sin sarcasmo, que conste, pero desde la firme convicción de que es necesario cantar las verdades del barquero (y de que éstas se acojan con deportividad) a una profesión clave para que España afronte estos momentos tan delicados en los que se encuentra sumido Occidente.
  2. Porque es fundamental que no se olvide, y no para avergonzar a nadie sino para no perder del hilo de los acontecimientos, que –dentro y fuera del periodismo– había tal estado de desinformación que en 2016, casi sin excepción, todos los que ahora abogan por Trump despotricaban contra él por “impresentable”, “grosero”, “hortera” y el resto de las lindezas que la prensa del sistema puso en circulación en aquel momento y que, ciertamente, han tenido bastante eficaz resultado –y en cierta medida– aún lo tiene.
  3. Se equivocan los que piensen que esta crítica a un aspecto de la forma de ser hispana implica otra cosa distinta de un esfuerzo para que España y los españoles (y con ellos el resto del mundo hispano en la parte alícuota que proceda) nos conozcamos mejor. Conocerse uno mismo es la primera, la más antigua, de las normas sapienciales de Occidente atribuida a Píndaro (siglo VI aC) que con su famoso dictum “Conócete a ti mismo” ha pasado como su develador aunque, probablemente, es –incluso– anterior a él. Este conocerse sólo tiene sentido aplicado a la sustantividad humana de cada persona pero sí cabe hablar de que “España se conozca a sí misma” en la medida en que la gente de España sepa de dónde le vienen las actitudes y comportamientos que se adoptan por haber crecido en el medio cultural español. Es así, entonces , que yo creo que el español se ha abandonado a no explorarse en el conocimiento de sí durante muchísimo tiempo; como mínimo tres cuartos de siglo. Eso, además de los largos lapsos en los que no sólo el español se ha abandonado de sí sino que –aún más grave– ha incurrido en auto-negación y desprecio de sí.
  4. Un psiquiatra de gran inteligencia y perspicacia llamado Eric Berne equiparaba las resistencias a desprenderse de los viejos modos y hábitos de vida con la postración a la que se entregan aquellos que han decidido congelar su vida en el placer y confort que ofrecen las toxicomanías y que él ejemplificada en el típico camastro en el que hace su vida entera el drogadicto o el alcohólico.
  5. Para explicar esta chocante laxitud he escrito toda una entrada que estará disponible hoy mismo pero a última hora.
  6. Esta es la forma correcta de referirse en español a la más alta magistratura de EEUU. Me entran ganas de echar la pota cada vez que compruebo la estulticia e ignorancia de aquellos que se las dan de que leer prensa extranjera y escriben POTUS últimamente en los artículos de la prensa española. Muy mal hecho. ¿ES que ya no hay manuales de estilo en las redacciones? Pues para que lo sepan: en español, se escribe en español todo lo que se puede y si se pone algo en otra lengua porque es necesario o se quiere marcar una diferencia se inserta en cursiva. Seguramente no saben (porque no me cuadra que le bailen el agua al personaje) que ese POTUS es el inelegante acrónimo que Obama inventó para sí mismo al abrir una cuenta en Twitter con el nombre de usuario @POTUS.
  7. Por cierto, que hoy día 14 se esperan esas certificaciones, las cuales puede que se produzcan, es decir que algunos estados decidan emitirlas al Congreso.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

14 comentarios

  1. Álvaro López Colladl

    Ahora mismo están votando. Habremos de ver. ¿Qué opina Vd. de Antonio García Treviajano, q.e.p.d, quien opinaba que EE.UU. sí es una democracia?

    • Vicente Miró

      Trevijano tuvo muchas buenas teorizaciones y estuve a punto de mencionar alguna de ellas en la entrada sobre la libertad política que hice hace unos días ya que él hablaba de libertad colectiva que es un concepto interesante. Pero no quise complicar la cosa y lo dejé estar.

      Sus reflexiones sobre la segunda vuelta del sistema francés también me parecen buenas. Ojalá se implantaran en España; nos habríamos ahorrado este gobierno Frankesntein.

      En cuanto a su visión del sistema americano es muy bonita… el problema es que no es verdad. Pero eso no es culpa suya. Es un problema de la historiografía con la que esa generación fue criada. Amamantada a los pechos del excepcionalismo anglosajón más rampante que es más falso que Judas. Lo mismo le pasa a don Dalmacio y es comprensible porque no tenían otra cosa y ¿quién iba a sospechar entonces que esas grandes universidades vendían una mercancía averiada bajo su impecable fachada de impecabilidad?

      Pero la situación hoy día es muy diferente porque hay una historiografía riquísima y abundantísima que procede en gran parte de esas mismas universidades (Oxford, Harvard, Yale, etc) pero también de muchas otras del mundo anglosajón que cuenta una historia muy diferente.

      Esa nueva historiografía se ha venido desarrollando desde 1970 para acá (pero que se acelera del 90 al 2010) cuando la gente de la generación de Trevijano ya estaba formada y tenía sus ideas hechas así que se les pasó por alto. Yo no les culpo y creo que son grandes maestros de todas formas. Por otra parte, no todo lo nuevo es bueno, no. También hay mucho camelo etnicista, feminista y demás pero lo bueno de la situación actual es que hay mucho de todo, los departamentos compiten en originalidad y el resultado es una superabundancia de materiales históricos que permiten visiones y reflexiones que estaban vedadas a gente de le generación de Trevijano.

      En lo que ya no paso es que la gente más joven no tenga NPI de esta nueva visión de la historia de los pueblos anglosajones y continúen aferrados a unos clichés que están mal vistos en la propia Inglaterra por pura antigualla . Eso me parece indignante y no tengo piedad con ellos porque perpetúan un statu quo de España como país de segunda que es intolerable.

      Podría continuar en esa vena pero prefiero contenerme. ¿Le contesta eso a su pregunta?

      Saludos y muchas gracias por la contribución, VM

      PD Bueno, quiero aclarar que lo que me indigna no es que la gente no especialista no sepa historia sino que los profesores universitarios actuales, sucesores de esa generación de los Trevijano y los don Dalmacio no hayan salido de los cuatro tópicos sobre el mundo anglosajón que tienen su origen en Trevelyan y compañía de hace ya más de un siglo y que están plenamente superados en las propias universidades de referencia que ellos idolatran.

  2. Cristóbal Bordíu

    ¿Quiere decir que hoy que los miembros del Colegio Electoral que ya han dado los votos electorales para Biden en Pensilvania , Georgia o Wisconsin pueden cambiar de parecer el día 6 de enero?

    • Vicente Miró

      No es que cambien de parecer es que se han certificado ambos y eso no puede ser y será recusado cuando la doble certificación llegue a Washington DC ( en principio le tiene que llegar oficialmente el día 6 de enero a Pence como vicepresidente de EEUU y presidente del senado).

      Normalmente hay acuerdo y entonces la certificación se hace para el grupo de Compromisarios que corresponde al que todos saben que ha ganado y que ya está elegido de antemano. Pero en este caso como no hay acuerdo la certificación es doble: los 20 demócratas de PA se han certificado a sí mismos y los 20 republicanos también; lo mismo ha ocurrido en GA y AR, parece ser. En PA y en WI parece que es más oficial la certificación demócrata porque ha sido en sede del Capitolio ya que la policia ha impedido la entrada a los republicanos pero eso no importa. Ninguna de estas certificaciones es válida. Lo que se comenta es que ese camino de doble certificación es el que ha elegido el equipo Trump para expresar su disconformidad y hacer que las certificaciones no sean válidas y eso lo hacen porque aún hay pleitos pendientes que pueden permitir certificaciones a su favor pero saben que, incluso sin ayuda judicial, las cámaras son suyas, tanto las de los estados como las de DC.

      Sólo las cámaras de los estados y las centrales en DC son soberanas y la única fecha que marca la constitución es el 20 de enero y eso, aún, se podría prolongar hasta marzo en determinadas circunstancias. O sea que el partido es aún muy largo y Trump está dispuesto a aguantar.

      No tenga inconveniente en volver a preguntar y no se desanime pero no haga caso de los medios.

      Saludos, VM

  3. Jose Martin de Torres

    Pues parece que no ha funcionado!

    Biden: 303
    Trump: 232

    El colegio electoral ha elegido a Biden

  4. Vicente Miró

    Eso no es así. Mucho cuidado de lo que lee y donde lo lee. También se dio el triunfo de Biden la noche electoral.

    El único voto claro de esta noche es el de Nevada que son 6 a favor de Trump.

    En los estados de Pennysvania, Georgia y Arizona se ha hecho doblete, es decir, los demócratas han elegido a Biden y los republicanos a Trump. Lo cual es ilegal y será recusado por DC.

    En Michigan no han dejado entrar a los republicamos al Capitolio (sede de las cámaras) pero no pasa nada, votarán fuera como han hecho los de PA.

    Todo eso no cuenta porque al llegar a Washington será contestado. Basta con que un sólo congresista y un sólo senador en DC recuse la elección de un estado para que se eche atrás. Las cámaras de cada estado son soberanas hasta el día 20 de enero para presentar sus votos y si estos se recusan por las cámaras en DC le elección será por los legisladores de allí votando por estado donde Trump tiene mayoría.

    Si no quiere llevarse un mal rato lea sólo lo que recomendé en la Guía contra la Desinformación III.

    Saludos. VM

    PD No dude en volver a preguntar si no entiende algo del sistema pero no se intoxique con WP, NYT, WSJ ni nada de prensa por el estilo.

    • Cristóbal Bordíu

      Gracias Vicente por aclararnos la situación actual. ¿Hay alguna fuente medianamente objetiva dónde seguir este proceso?
      Ya ni siquiera Fox, salvo contadas excepciones como Tucker Carlson, es pro Trump

      • Vicente Miró

        En la entrada que escribí que se llama algo así como “Guía contra la Desinformación III” hay bastante material y más abajo pongo un enlace de una web que funciona como agregador de noticias que es nueva y se ha creado para sustituir otro agregador que se ha pasado de bando. Su nombre no puede ser más expresivo y es que Trump s está haciendo más y más fuerte cada día:

        https://protrumpnews.com

        Saludos y estaré encantado en ayudar de nuevo si fuera necesario, VM

    • Jose Martin de Torres

      Muchas gracias por la completa respuesta, como es habitual.
      Tengo una duda: El 6 de Enero, Pence comenzará a abrir los sobres. El primero será Arizona. En este caso, qué sobre debe abrir y contar? Qué tiene que ocurrir para que no se acepten los votos certificados por el estado? Que ocurriría después con mayoría demócrata en el congreso y mayoría republicana en el Senado con algunas “infidelidades”?
      Se atreve a hacer un pronóstico estado por estado?
      Mil gracias de nuevo. Cuesta mucho encontrar información completa y veraz!

      • Vicente Miró

        Cualquiera de las certificaciones puede ser rechazada con tal de que un congresista y un senador lo soliciten. El presidente del Senado, en esta caso, Pence, también tiene facultades de recusación pero al final el poder de decisión descansa sobre las cámaras estatales o en el congreso.

        Daré más detalles en sucesivas entradas.

        Saludos, VM

  5. Daniel R. Cardoso

    Es irónico que Trump consiguiera la presidencia superando el megapucherazo utilizando el plan original democrata contra él (Integrity Proyect). De paso puede conceder caballerosamente, como un sureño, la primera presidencia femenina a los democratas en Pelosi (algo es algo, Obama no es afroamericano por mucho que se pongan). Sería una de las mayores ironías históricas que haya habido.

Deja una respuesta

Blog Lo Político