Parte de Guerra: “Calentando motores para la movilización popular”

Parte de Guerra 4 • 4 dic 2020

En una de las entradas más leídas de este blog fechada el 12 de noviembre dije que Trump superaría el golpe apoyándose en cuatro cosas (recomiendo la atenta re-lectura de esta entrada porque se acerca el momento en que va a verse hasta qué punto estos cuatro apoyos se manifiestan y cumplen su función).

Uno de ellos, uno de estos cuatro apoyos,  es la movilización popular y es justamente ahora –y más concretamente hoy mismo– cuando ha llegado el momento de que surja y se active.

Su papel consiste en no dejar que los republicanos miembros de las cámaras legislativas de cada estado se desanimen, se dejen influir por los medios y la atmósfera creada artificialmente en todo el país y permanezcan fieles al voto republicano y a Trump.

Para entender en toda sus dimensiones esta proclividad a la traición de los republicanos, es necesario precisar que, en EEUU –exactamente igual que en España– la derecha ha abdicado de defender a sus electores y los traiciona constantemente por lo menos desde la década de 19801. Así, el partido republicano antes de la llegada de Trump, estaba entregado a las políticas de la izquierda exactamente igual que el PP lo está en España a las políticas del PSOE con las cuales siempre transige después de una pantomima más o menos elaborada, según convenga.

La deserción  de los republicanos hacia la izquierda es tan llamativa que ha surgido un mote que los describe. Se les llama RINO (Republicans In Name Only). En la España contemporánea no hay un mote equivalente pero en la década de 1920 sí lo hubo. En aquel momento se produjo la escisión del Partido Conservador entre partidarios de Eduardo Dato y de Antonio Maura. A los primeros, contemporizadores con los liberales se les llamaba “idóneos” y a los segundos, más conservadores, simplemente mauristas.

Pero volviendo a EEUU y la necesidad de la movilización de los votantes de Trump. Esto es esencial para lograr la elección de los compromisarios por las cámaras en los estados en los que ha habido pucherazo y donde los tribunales no resuelvan –o resuelvan torticeramente pues no se olvide que la última palabra no es no de los tribunales sino de las cámaras (the legislatures).

Por eso es conveniente prestar atención a la web de los eventos programados con asistencia de Trump para las próximas semanas. De momento sólo hay uno, el de hoy, que es el primer mitin de Trump en Georgia, un estado crucial no solo por los votos presidenciales sino por la segunda vuelta (run-off) de los dos senadores que le corresponden a Georgia en el Senado y que se resolverá el día 5 de enero.

En esta entrada presento no el macro evento que de hoy (del que habrá virgos a partir de mañana) sino el del evento de preparación protagonizado por los abogados del equipo Trump y que supone un “calentamiento” al de mañana.

Quisiera destacar apenas tres cosas de este video:

  • En el minuto 06:00 la mención al máximo representante de la justicia americana, el equivalente al ministro de Justicia, Bill Barr que es uno de estos RINOs para que haga su trabajo: “Do your job”
  • Como anécdota y reflejo de la diferencia de mentalidades, la mención de este abogado a su familia y en concreto a su padre que fue a la cárcel (inmutó 08:20)
  • En el minuto 12:00 se comprueba cómo estos abogados han conseguido reunir a más gente en este mitin que Biden en todos sus atines de campaña.

Suscripción para recibir avisos

Sólo se enviará información relacionada con este blog

  1. En España, de hecho, la derecha se anticipó a la izquierda en una gran cantidad de medidas típicamente izquierdistas como la introducción del divorcio o la supresión del servicio militar.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

6 comentarios

  1. Pedro Pérez

    Magníficos artículos, como siempre, señor Miró. Por cierto, aún no me ha contestado a la principal cuestión (idea mollar) que le planteé en mi último comentario/misiva. No obstante, no deseo comprometerlo en cuestiones quizá demasiado polémicas o “políticamente incorrectas”, aunque en el fondo…¿no estamos en este blog precisamente para eso y para expresarnos con la libertad que la clase dirigente nos niega a diario?
    Es de fecha 1 de diciembre.
    Reciba saludos cordiales.

  2. Vicente Miró

    Estimado Pedro:

    Muchas gracias por los elogios y por el entusiasmo en participar. Me disculpo por no haber contestado pero quiero dejar claro que no tiene nada que ver con que sean preguntas comprometidas.

    Si no contesto a tiempo es, exclusivamente por un rasgo de mi personalidad (bueno, mejor dicho por dos rasgos) que tienen que ver uno con la concentración y el otro con la intensidad.

    Y es que, por un lado, no me gusta distraerme de lo que estoy haciendo y, por otro, no me quedo contento con lo primero que encuentro y llego (siempre que puedo) hasta el fondo de los temas. La combinación de ambos hace que esté a veces bastantes horas, días e incluso semanas metido en un tema monográfico cualquiera sin prestar atención a nada más que ese tema.

    Veo los comentarios de todos y no contesto porque estoy concentrado en otras cosas pero los tengo en cuenta y muchas veces escribo para dar respuesta indirecta a lo que se plantea. Y, cuando llega el momento, respondo si no a todos, a casi todos, si es que son comentarios factibles de ser respondidos o si es mejor tenerlos en cuenta para responder de manera más general.

    Por ejemplo, esa intervención del día 1 está llena de cuestiones que voy a ir abordando en distintas entradas. Algunas, como lo de las virtudes teologales, las tengo programadas desde hace tiempo. Otras como la de Platón y sus ideas políticas necesitan mucho desarrollo y no me lo puedo permitir, aunque se queda ahí en una nota mental para que en alguna próxima entrada pueda aparecer algo.

    También decir algo sobre la teología de la historia. El problema es que son temas serios que requieren muchos espacio sobre los que no quiero trivializar ni frivolizar con lo que dar una respuesta comedida y aquilatada requiere su tiempo.

    Se me ha pasado si en esa intervención hay alguna pregunta concreta aparte de lo de si Soros es el Anticristo. Como eso tiene una muy fácil respuesta ahí va: “No; Soros no tiene entidad para ser el Anticristo pero creo que a él sí le encantaría serlo; de hecho creo que juega a eso o a ser un diablo muy malo. Pero lo que yo creo es que es más bien un pobre diablo, un diablillo, al que sus planes de maldad le salen siempre mal por mucho dinero que gaste.”

    Un saludo y hasta pronto, VM

  3. Pedro Pérez

    Muchas gracias a usted, señor Miró. Le comprendo perfectamente. Ojalá ese nuevo orden mundial que casi todos esos magnates tienen en mente no llegue a materializarse nunca. Ansioso por leer su próxima publicación, le envío mis más cordial, cálido y afectuoso saludo.

  4. Brigitte Hugon

    Me alegro poder unirme a su blog que da esperanza en el poder de la honradez intelectual: Bernanos en 1945 “Vichy, c´est le triomphe d’une minorité impopulaire qui depuis vingt ans cherchait en vain, électoralement, sa chance et qui l’avait trouvée dans le désastre de la Nation”
    Añadiré que la deserción de los políticos es también llamativa en Francia donde uno se pregunta , avergonzado por el nivel de corrupción, como sea posible que la representación parlamentaria remunerada por el pueblo se revuelva en el mutismo más completo.
    Me gustaría recordar el increíble acto de la inauguración del Túnel de San Gotard, que me dejo muda el 5 de junio 2016 delante el tele diario francés de la época pero que no pareció preocupar a nadie. ( fuentes en BBC news y en otros medios franceses…) ¿No se esperaban la elección del presidente Trump el 8 de nov 2016?
    Cordialmente Brigitte Hugon

    • Vicente Miró

      Muchas gracias por su comentario y la valiosa aportación que contiene.

      No sabe lo que me satisface que me lean en Francia, país que adoro y al que voy todos los años (incluso en este año de pandemia) de vacaciones con mi familia a un lugar delicioso en la costa bretona desde Madrid (si ya sé que suena rarísimo teniendo que hay tanta costa y tanta playa en España pero así es; tal vez en alguna entrada, si viene al caso, explicaré un poco más sobre el porqué de esto). Por cierto, recomiendo a los jóvenes españoles tan influenciados por la cultura en inglés que se preocupen de conocer más Francia porque comprender la historia de Francia, lo que ha pasado en Francia, es fundamental para entender la situación en la que nos encontramos hoy y también para entender España.

      Lo que usted me dice de la situación política en Francia no me sorprende; en realidad es el problema general que tenemos en Occidente. En cada sitio adopta formas ligeramente distintas según la historia de cada país y los procesos también pueden ir más o menos avanzados en unos lugares que en otros pero en realidad el problema es el mismo en todas partes: “hemos montado una forma política que está fagocitando muestra civilización, se la está comiendo con patatas y no está dejando ni las raspas”.

      En cuanto a Bernanos, la cita es muy oportuna, sí. Aunque de este autor mi opinión es mixta. Por ejemplo, yo no suscribo todos los puntos de vista de “La Francia de los robots” contra la técnica. Su famosa frase –que luego copió Marcuse– “Un mundo ganado para la técnica es un mundo perdido para la libertad” no me parece ajustada a la realidad. Por ejemplo, usted y yo estamos en contacto gracias a la técnica –Internet– que nos permite ponernos de acuerdo sobre el problema común que tenemos los europeos desde puntos muy distantes de la geografía del continente (yo en Madrid y usted an algún recóndito lugar de la bella Francia, supongo). Tampoco estoy, en absoluto, de acuerdo con la visión de la contienda española que Bernanos esboza en “Los grandes cementerios bajo la luna”.

      Pero, sea como fuere, en lo que sí estoy totalmente de acuerdo es en el escándalo de la ceremonia de la inauguración del túnel de San Gotardo. Fue una ceremonia satánica en toda regla, de eso no cabe duda. Pero fíjese que, como usted misma dice, todo sucedía en 2016. Tanto la más obscena muestra de satanismo como la victoria de Trump que ha sido identificado por el arzobispo Viganó, nada menos, que como el Katejón (en escatología, el que impide el fin del mundo).

      Eso quiere decir que desde 2016 se viene produciendo una lucha de gigantes –una auténtica gigantomaquia– en el tablero político internacional que, justamente ahora, en unas pocas semanas, se va a resolver. Y se va a resolver satisfactoriamente con la continuación de Trump en la presidencia. Espere esperanzada y ya lo verá.

      Un cordial saludo y a su disposición, VM

      PD En unos días pondré una entrada sobre esta cuestión de la espera y la esperanza. No se la pierda.

Deja una respuesta

Blog Lo Político