Anunciada Colón de Carvajal: “USA y el desencanto de Dickens”

Anunciada Colón de Carvajal 1 • 12 enero 2021 •

Nota de VM: No, esta vez el autor invitado que tengo el placer de presentar no utiliza seudónimo. El histórico y aristocrático apellido es el suyo propio, como corresponde a una descendiente en línea directa de –nada menos– Cristóbal Colón, el descubridor de América.

Pero no piensen ustedes que ese es el motivo de su intervención aquí ya que, en el caso de  Anunciada –amiga entrañable y persona deliciosa de trato y de conversación– el mérito propio está a la par con el de su linaje por la extensa, minuciosa y admirable obra de investigación que ha realizado.

Y como no cabría menos de esperar, su obra se ha centrado sobre su egregio antepasado e inmediatos descendientes, aquellos que tuvieron que lidiar con los mal llamados “pleitos colombinos” que es como se conoce a la batalla jurídica por los derechos sobre las tierras descubiertas que la Corona de Castilla prometió a Colón y a sus descendientes.

Pero el análisis científico de estos textos realizado por Anunciada en un detallado trabajo plasmado en una espléndida edición profusamente ilustrada y publicada conjuntamente por la Fundación Mapfre y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas en 2016, muestra fehacientemente que la controversia jurídica que se prolongó por espacio de más de treinta años (de 1508 a 1541) desborda ampliamente el mero hecho de una disputa o reclamación de parte sino que se adentra más bien en un proceloso y complejo conflicto entre dos paradigmas jurídicos de luengas implicaciones y múltiples ramificaciones políticas.

En efecto; las capitulaciones de Santa Fe de 1492 por las que al Almirante se le prometieron una serie de privilegios pertenecen al mundo medieval donde el “privi-legio”(o ley privada) era aún posible. Pero su materialización según avanzaba el siglo XVI y con él la nueva realidad legislativa propia de la unificación de los nuevos territorios se veía como poco menos que impracticable desde un punto de vista jurídico moderno.

Entre las novedades que esta magnífica edición introduce se halla la presentación de dos escritos inéditos que el propio Cristóbal Colón remitió al rey don Fernando El Católico durante el último invierno de su vida, ambos descubiertos por Anunciada en el transcurso de sus investigaciones.

Finalmente, les dejo a ustedes con el texto de Anunciada Colón de Carvajal.

♦♦♦

“USA y el desencanto de Dickens”

No deja de sorprender la vigencia de los análisis de algunos grandes literatos del pasado y, entre ellos, me viene a la memoria Charles Dickens, cuya excepcional sensibilidad le llevó a conseguir, a través de la sátira de su pluma, importantes logros sociales, más propios de los hombres de la política que de las letras. Por medio de sus escritos, de sus personajes, se enfrentaba de la forma más despiadada y ridiculizante a instituciones, organismos y usos de Inglaterra, con resultados sorprendentes gracias a la extraordinaria masa de sus lectores. 

Al poco tiempo de la llegada de Dickens, en enero de 1842, a los Estados Unidos de América, una joven nación orgullosa de su democracia y libertad, sus observaciones desembocaron en conclusiones muy distintas, buena parte de ellas plasmadas en American Notes, expresivas de un desencanto que traspasa la barrera del tiempo y mantiene su sentido en la actualidad:

“Tiemblo al pensar que un radical pueda llegar aquí, salvo que se trate de un radical por principios, de un radical por razón y reflexión, que extraiga su fe de su sentido del derecho. Porque de no ser así, me temo mucho que había de volverse a casa convertido en reaccionario… Me temo que el golpe peor que jamás se haya asestado a la libertad se lo dé este pueblo con el fracaso de su ejemplo en el mundo”.

Según su biógrafo, G.K. Chesterton, durante su viaje americano Dickens percibió “lo tiránica que puede ser una democracia”, en un país en el que “lo más respetable después de los dólares era cualquier empresa cuyo fin fuera conseguirlos”,  llegando a describir a la capital del país, Washington, como centro de un “desagradable engaño electoral, los manejos a escondidas de las autoridades; y los ataques cobardes a los adversarios, con periódicos difamatorios como escudos y bolígrafos contratados para ser dagas” .  

¿Estamos presenciando el fracaso anunciado? 

ACC 11/1/2021

♦♦♦

Coda de VM: Como complemento y colofón a esta poco conocida cita a Dickens en su viaje por América me permito incluir la, por el contrario, archifamosa referencia del viaje de Tocqueville a EEUU, realizado aproximadamente una década antes (en torno a 1831), para beneficio de quien aún lo desconozca.

De los muchos interesantes trozos que se pueden escoger del segundo libro de “Democracia en América”, sirvan estos dos:

“Creo que es más fácil establecer un gobierno absoluto y despótico en un pueblo donde las condiciones son iguales, que en cualquier otro, y pienso que si tal gobierno se estableciese una vez en un pueblo semejante, no solamente oprimiría a los hombres, sino que con el tiempo arrebataría a cada uno de ellos muchos de los principales atributos de la humanidad.

El despotismo me parece particularmente temible en las edades democráticas” (…)

“Los derechos individuales en los pueblos democráticos son, por lo común, poco importantes, muy recientes e inestables. Esto hace que se los sacrifique sin dificultad y se los viole casi siempre sin remordimiento”. (Capítulo VII).

“Cuando dirijo mi vista sobre esta multitud innumerable, compuesta de seres semejantes, en que nada absolutamente cambia de puesto, el espectáculo de esta uniformidad universal me pasma y me entristece, y casi echo de menos la sociedad que ya no existe”. (Capítulo VIII).

♦♦♦

Suscripción para recibir avisos

Sólo se enviará información relacionada con este blog

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

1 comentario

  1. Daniel R. Cardoso

    Les ocurrió lo mismo pero al contrario a De Maistre y el absolutismo tras visitar San Petersburgo.
    La decepción actual proviene, en el fondo, de que
    Trump ha sido un aviso y una oportunidad desaprovechados por unas elites ambiciosisimas, corruptas, y, sobre todo, poco inteligentes .
    Un aviso de que gran parte de la población, americana y europea, se está cansando y revolviéndose contra de los planes de esas élites porque sólo beneficia a unos pocos empobreciendo al resto, que destruye las naciones y culturas fundamento de toda civilización y de la vida cotidiana y que se está imponiendo mediante un despotismo cada vez más feroz y humillante.
    Una oportunidad debido a que se eligió a un empresario de éxito, inclinado por ello a la negociación, conocedor personal de muchos de los principales de esa élite y sus intereses. Por otro lado, ama su país y sus tradiciones (cosa que no entienden los “expertos” españoles como se ve en sus críticas a la manifestación de Washington tras el rally), tiene los mismos gustos comunes que sus compatriotas (muy importante para entender el profundo desprecio que le muestra la jet set cool) y siente sus preocupaciones. Por otro lado, el desdén y las humillaciones de sus pares (antológica fue la que le hizo Obama, comienzo de su historia) le une vitalmente a los hoi polloi y le convierte en defensor suyo.
    Su par histórico, muy del gusto de los cursis de los founding fathers, es el tribuno Tiberio Sempronio Graco, de familia rica, “liberal”, cosmopolita pero patriota y preocupada por la libertad y bienestar de su pueblo, queriendo restaurar sus tradiciones. Sin embargo Trump no ha cometido su gran error de saltarse las leyes ni la Constitución por justificado que pudiera parecer. No ha abierto las puertas a la revolución que sería la ruina del país.
    Pues bien, el Establishment no ha hecho caso al aviso. Al contrario, con su golpe de Estado y sus venganzas se cree ganadora cuando lo único que confirma es su hundimiento futuro. Ha evidenciado su verdadera faz totalitaria y egoista que las anima.
    Por otro lado, ha mostrado su inepcia al no ver la oportunidad de negociación que mostraba Trump y su moderación. El pueblo no quería quitar ni la riqueza ni el poder sólo pedía mantener su modo de vida, sus costumbre, tener futuro, respeto por las instituciones comunes y justicia. Si estas élites hubiesen dejado libres el juego de las instituciones y las elecciones, renunciado algo de su poder y beneficios y eliminado la tentación del control sobre sus vidas; se hubiese restaurado la Concordia Ordinum (la concordia de las clases sociales) bajo su mando. Que era posible lo vuelve a enseñar la historia romana, lo hizo el patriciado en la república temprana.
    No lo han hecho, han hundido la legitimidad de las instituciones, se han saltado sacrílegamente las leyes, se ha visto su inmoralidad,traición, mentira, depravación y está oprimiendo a la población con propaganda, censura y amenazas. Los más perspicaces se están poniendo nerviosos a pesar de la gran victoria, Kissinguer vg.
    Al cerrar Trump las puertas de la revolución que hubiese eliminado la legitimidad de sus partidarios y que justificasen a las élites destruir el país, el movimiento popular volverá más fuerte y sus dirigentes tendrán la legitimidad de la nación para sustituirlas de raíz al haber perdido su función. La rueda ya ha comenzado a moverse con la gran migración de las redes sociales y la caída en bolsa. Esto no ha hecho nada más que empezar.
    Nota:
    -Para entender en este comentario la importancia de la legitimidad y su conexión con las leyes, sobre todo, con la llamada Constitución y las Declaraciones de Independencia y Derechos es que, en mi opinión, actúan para la mentalidad popular estadounidense como el Fuero General de su nación.
    En España sucede justamente al revés: llevamos 11( de1812 a 1978) entre constituciones, proyectos y leyes similares, lo que prueba su vacío popular. Esto es producto de la eliminación de los Fueros, leyes, usos y costumbres tradicionales por ideologías, que produjo 4 guerras civiles y decenas de golpes de estado amén de que hasta hoy no se acepte totalmente como legitimo ningún gobierno moderno.
    En EEUU el Establishment ha atacado este Fuero fundamental mientras Trump lo ha respetado profundamente. Se has puesto contra todo el país insultando su más sagradas instituciones (como ha visto Vicente Miró en uno de los artículos más inteligentes que he leído) hasta el punto de que es peor que la Secesión para el subconsciente nacional. La respuesta hará época, será larga y profunda y vendrá como cruzada de legitimidad. Esta élites han perdido para siempre su legitimidad, están condenadas.
    Ruego que me disculpe por la longitud de este comentario

Deja una respuesta

Blog Lo Político