Lo que nos espera: “Reflexión de un amigo, gran intelectual y persona significada que ha de permanecer en el anonimato”

Millán de Vetonia 1 • 10 enero 2021 •

Nota de VM: Con esta entrada inauguro una nueva sección o “cuaderno” en la que aparecerán entradas no escritas por mí sino por otras personas a las que yo he invitado a escribir. En esta primera ocasión se dan ciertas circunstancias que creo necesario resaltar:

  • El texto que viene a continuación fue escrito ayer y a mí me llegó como un correo privado entre dos amigos sin que su autor pensara en ningún momento en su publicación. La idea de publicarlo fue mía, al comprobar tanto la calidad del análisis como la idoneidad del mismo en este momento actual en el que todo el mundo se pregunta qué va a pasar a partir de ahora. Y también, un poco más allá incluso de estas dos razones, porque el planteamiento me pareció perfecto para que yo, a partir de él, pudiera esbozar mi propia idea de lo que se nos avecina.
  • Así que le pedí a mi amigo que me lo dejara publicar pero, al ser persona significada por su profesión y posición, sabía que la aplicación estricta de las normas del blog por las que se destierra la práctica habitual de Internet de registrarse en charlas y blogs con pseudónimo1 no podía ser de aplicación en este caso. Pero claro, ¿ómo contravenir mis propias reglas? Afortunadamente, el gran Shakespeare vino en mi auxilio (hay que ver que no falla; tiene solución para todo) y una cita suya me iluminó enseguida para proporcionarme la coartada perfecta con la que subvertir la norma en esta ocasión2.
  • El pseudónimo escogido por mi amigo es “Millán de Vetonia”. Para aquellos que, como yo hasta hoy mismo, desconozcan a qué o quién hace referencia este bello nombre que parece salido de alguna de las novelas ejemplares de Cervantes o hasta del mismo Quijote, he ahí la explicación que lo aclara y que yo tomo literalmente de quien lo escogió:

«San Millán era un ermitaño. Es patrono de Castilla y de Navarra. En el monasterio de San Millán estan las glosas emilianenses, cuna de la lengua española. Y los vetones poblaron, entre otros sitios, Avila, de donde era mi padre. De esa zona de vetones, son los toros de Guisando, que están en el término municipal del pueblo de mi padre.

Allí está, junto a estos toros, la Venta Juradera, que es donde juró como heredera del reino de Castilla la que luego sería la gran reina Isabel, por tanto, un sitio donde se decidió el destino de Occidente.

Por alli pasa también el Camino de Santiago, el que va desde Levante.

Alli tuvo lugar una de las batallas de las guerras púnicas, las cuales decidieron también el destino de Occidente.

Allí están los restos de un convento de Jerónimos donde Felipe II iba de retiro espiritual y es allí donde concibió la idea de levantar lo que luego seria el monasterio de El Escorial.

Allí estuvo el tío de Sta. Teresa que le recomendó la lectura del Tercer Abecedario Espiritual de Francisco de Osuna, lo que fue decisivo en su vida espiritual, etc.

Como ves, el pseudónimo tiene un gran significado.

Ah! Y allí se unen las dos Castillas, por tanto, el norte y el sur de España y, al pasar el camino de Santiago de Levante, camino que va de Oriente a Occidente, se unen también el este y el oeste de España.»

Bueno, ¿se han enterado? Pues eso: difícilmente podrá encontrase mayor densidad de significado en un pseudónimo con lo que ya pueden ustedes abrir boca a lo que el que escoge un pseudónimo así tiene que decir.

Les dejo por fin con la breve misiva de Millán de Vetonia, recordándoles que no ha sido compuesta para su publicación, que procede de un correo privado, y que yo no he actuado de editor más que en introducir una línea más por cada punto y aparte para facilitar la legibilidad por pantalla.

♦♦♦

Querido Vicente:

Cuando hablaste el otro día de que veríamos una guerra civil con otros tintes, pensé en la Alemania del 33 en adelante. Pero el conflicto no va a ser solamente en USA. Lo estamos viviendo también aquí.

No va a haber, como adelantabas, una guerra con cañones y fusiles. La guerra va a consistir en que unos van a crear una imagen denigratoria y estigmatizadora de una parte de la sociedad, no para eliminarla en un campo de concentración, sino simplemente para marginarla y situarla en un lugar marginal de la sociedad.

No tendremos que llevar una estrella amarilla en el pecho, pero estaremos marcados.

No habrá un gueto delimitado por una valla, pero la marginación al acceso a una mejor educación, a unos determinados puestos, etc. llevará a que los disidentes tengan que vivir en determinados sitios, etc.

Esa parte de la sociedad tendrá que luchar por su imagen pública, para no quedar relegada de determinados puestos, trabajos, etc.

El miedo a la marginación social llevará a que los más se autocensuren. Ésta será la casta intermedia, no vivirá subyugada, sino solamente parasitada por los grandes señores.

Al final será una sociedad con seres superiores, con una casta intermedia y con parias que tendrán que dar gracias a los brahmanes progres por dejarlos vivir en su sociedad.

A no ser que ganemos la guerra de la opinión, que consigamos ocupar los puestos clave en cultura, educación, investigación, información, etc. Pero lo veo difícil, casi imposible. Yo lucharía para atravesar las décadas de oscuridad que nos aguardan y conservar en la clandestinidad lo más que se pueda, para un futuro que ni tú ni yo veremos.

Por cierto, el otro día Trump, después de tu entrada, tal vez la leyera, habló de profanación. Después de esta desacralización, como brillantemente argumentabas, todo va a ser pura escenografía. La mayoría de la población hará como que no ha pasado nada, pero no creerá en nada.

Sin Dios y sin su sucedáneo, la democracia, sin creencia ninguna, la gente será fácilmente doblegada. Incluyo a todo occidente, porque el hundimiento de USA es el de todos. La gran triunfadora de este pucherazo ha sido China. Caminamos hacia años de una profunda oscuridad.

Siento ser tan pesimista.

Un abrazo y muchas gracias por tu blog, lo disfruto.

♦♦♦

Suscripción para recibir avisos

Sólo se enviará información relacionada con este blog

  1. Que por cierto, está dando un resultado estupendo, ¿no creen?, ya que se está creando una pequeña comunidad de gran armonía (con mínimas excepciones que apenas se han notado) y más que aceptable nivel intelctual.
  2.  “We are the makers of manners, Kate“, frase contenida entre los últimos versos del Henry V (Act 5 Scene II) por el que Enrique convence a Catalina de Valois, hija del rey de Francia Carlos VI a subvertir el estricto protocolo de la corte y darle un beso. La frase –cuya traducción sería “nosotros hacemos las costumbres”– se puede interpretar como una licencia para saltarse las normas cuando hay confianza entre los que lo hacen o cuando se tiene poder para ello. En la obra de Shakespeare Enrique y Carolina reunían ambas cosas puesto que se gustaron enseguida y, al ser él rey de Inglaterra y ella hija del rey de Francia, se encontraban en la cúspide de la sociedad cortesana de la época y, en consecuencia, en disposición de “dictar las costumbres” tanto en Francia como en Inglaterra. Lo mismo que yo aquí en este blog y con el mismo grado de confianza –o más– que Enrique y Catalina en la obra de teatro, puesto que al fin y al cabo es una obra de ficción mientras que la amistad que me permite obrar esta transgresión es muy real y dura ya muchos años.

← Entrada anterior

Entrada siguiente →

8 comentarios

  1. Javier Bravo

    Como Venezolano (viviendo en USA) entiendo perfectamente a lo que refiere ese email. Ya Chávez y su séquito se encargaron de hacer lo propio en Venezuela 🇻🇪 y como parte de esa clase marginada, vilipendiada y execrada comprendo a lo que se refiere. Quisiera ser optimista pero al igual que quien escribe esa carta prefiero ser realista y entender la oscuridad que se nos viene y, como el indica, quizá no podríamos ver

    • Vicente Miró

      Sea usted muy bienvenido al blog ya que es el primero que participa desde el continente americano a pesar de que sólo en EEUU tenemos unos cuatro mil lectores asiduos y en Venezuela 275.

      Si quiere usted comentar algo en particular sobre cómo se ha vivido allí este golpe a la democracia y esta conculcación de la voluntad popular, con mucho gusto le prestaremos atención.

      Saludos cordiales desde España (con un Madrid tan nevado que parece el Polo), VM

  2. Daniel R. Cardoso

    Creo que el mejor ejemplo de lo que hay que hacer nos lo dan los antiguos plebeyos romanos: Secesión al Monte Sacro, esta vez social, y creación de magistraturas propias, culturales, educativas, etc. con su propia autoridad (ganada por merito) frente a las potestades actuales.
    De todas maneras estamos ante una élites en pleno proceso de degeneración frente a sus antecesoras. El truco del almendruco de su dominación desde la Gran Revolución (Protesta y Francesa) fue eliminar la dialéctica entre gobernantes y gobernados (uno no puede ser tirano de uno mismo: Democracia) para tener un poder total, con un maquina bien engrasada llamada Estado. sin tener que negociar con el pueblo (la antítesis de la Antigua Roma entre patricios y plebeyos). Es lo que han roto con Trump de manera imprudente e inepta, para mi casi increible en su torpeza.
    Ahora vuelve esa ley de hierro política de la que no pueden escapar y tendrán que negociar porque ya se lo aviso Tayllerant a Napoleón: con las bayoneta se puede hacer de todo menos una cosa, sentarse en ellas.

  3. Jesus Valcarcel

    Pues sigo cavilando (esta vez correctamente escrito con v).
    No me opongo, ni discrepo del análisis fundamental de las causas de lo que pasa, ni de lo que es de esperar de la evolución natural de lo bizarro y distópico propuesto por los llamados “poderosos”, ni del factor de que lo cotidiano está íntima e intrínsecamente conectado con lo sagrado.
    Coincidimos en que lo que vivimos y vamos a vivir marcará la conciencia de miles millones. Que necesariamente no sólo en los EUA, la Humanidad entera retomará un camino más natural, más sagrado en lo cotidiano. Para ello las falsedades tendrán que derrumbarse, para cambiar la escena hay que cambiar de escenario.
    Discrepo en los plazos de tiempo en que se desarrollaran los acontecimientos. Mi tesis es que una vez comprendido que se va a dejar una huella imborrable en la Historia, si el plazo es largo la tortura será larga, si es corto la violencia se incrementará.
    Hago la observación de que los enfoques planteados en esta entrada dan por sentado que el mundo físico permanecerá estable. Creo que es un error esta última consideración, cuando existe alineamiento de fuerzas cósmicas, es porque “hay prisa” en pasar página y resolver cuanto antes. Como dirían los jóvenes, el Universo esta petao de posibilidades que pugnan por manifestarse, compiten por una parcela temporal propia. También me parece mucho suponer, que los “poderosos” sólo persiguen su propia estabilidad y que están dispuestos a someter cruelmente a la mayoría. ¿Y si el fin fuera alimentar a la Bestia con nuestro sufrimiento?
    Si alguien puede plantearse esta última pregunta, después del subidón de pánico, alcanzará una paz y sosiego místico-comprensivo que le permitirá actuar con mayor eficacia.
    Cuando se emprende el viaje a Itaca, si en medio del camino hay penalidades, peligros y desafíos cuya utilidad es la de aprender. Si pudiéramos comprender lo que está por venir, nos despertaríamos de un mal sueño y escogeríamos otro camino más conveniente.

  4. Luis Mena

    Muchas gracias a Vicente y a su amigo vetón, por este análisis, que comparto. Pero como en análisis político tiene sus límites en lo humano y anda, por así decirlo, a tientas, quisiera iluminar un poco más el tema de Trump desde la teología, de la que es esclava no solo la filosofía sino sus corolarios, como la política. Mucho me temo que no estamos en un momento más de la historia de la humanidad sino en su consumación, lo que en teología clásica de los padres de la Iglesia se denomina “fin de los últimos tiempos”. No habrá, por tanto, décadas de una sociedad esclavizada por la progresía, para un posterior renacimiento de la justicia y de la libertad humanas. Ya decía el padre Castellani que liberalismo y socialismo son hijos de la misma matriz: el materialismo ateo, y que se unirían al final de la historia en amical fraternidad, como está ocurriendo ante nuestros ojos en el llamado Nuevo Orden Mundial. Está ya presente, a mi juicio, el falso profeta y solo falta por emerger esa figura carismática, ese emperador plebeyo que traerá soluciones humanas a la formidable crisis social, laboral, económica, sanitaria y bélica que se avecina, al precio de la apostasía. Una crisis que solo estamos comenzando a ver, cuyo catalizador ha sido el falso COVID y su “trigger” el golpe de estado a Trump. Yo creo que de aquí al día 20 de enero el deep State y la deep Chuch intentarán desesperadamente matarle. Se ha destapado la connivencia de Bergoglio en el golpe a través de Leonardo. Trump tiene mucha información (incluso muy posiblemente tenga en su poder los laptops de Peloci y Cia, que se dejaron en el Senado en su precipitada huida) e incluso puede atreverse a desclasificar cosas. Si sobrevive y el Ejército le apoya (como se prevé) y sale en TV para declarar Ley marcial o ejecutar la Ley de emergencia nacional, desde luego, será el comienzo de una guerra civil, en la que los chinos y rusos apoyarían también al bando demócrata. Sea como fuere, efectivamente, esta situación es un lose-lose: si Biden es elegido, se impondrá el NOM por Kamala a toda velocidad. Si lo es Trump, le matarían. Y hasta entonces en unos días puede que todo salte por los aires. Pero Trump evidentemente no triunfará. Porque el Anticristo debe imponerse sobre todo y sobre todos. Cuenta con el permiso excepcional de Dios para hacerlo. Pero su lucha por la verdad puede desencadenar una guerra civil en EEUU que servirá para que muchos despierten de su letargo y sepan discernir el bien del mal. Este escenario explica perfectamente Ezequiel 38: si hay guerra en EEUU, Rusia tendrá campo abierto para invadir Europa hasta Finisterrre sin que nadie le pare. Finalmente la victoria no será humana, sino divina, con la Parusía.

  5. Paloma Girona Hdez.

    Creo que Millán de Vetonia está acertado aunque ciertamente pesimista. Me ha recordado al leerlo al último discurso público de Benedicto XVI el 8 de febrero de 2013 (si no me falla la memoria) a seminaristas en Roma. ¡Ojo! Si uno lo busca ahora encontrará el documento, pero no el original pronunciado por Benedicto XVI, porque sobre la marcha él iba añadiendo e improvisando. Pero ahí, el Papa hablaba de los guetos, sobre todo de los católicos. Pues confiemos que la fuerza del bien triunfe sobre el mal. Es un periodo curioso, la gente se expresa, opina, se indigna, reflexiona, escribe en redes. Cuanto más paralizados físicamente (encerrados en casa), más actividad frenética aparente, quizá por ahí venga la perdición. Apenas hay espacios y encuentros personales de diálogo, intercambio y reflexión. Nos asomamos a la ventana de youtube y redes sociales para escuchar a otros que nos den argumentos que nos confirmen. Pero hay que aportar soluciones y sobre todo liderazgo que mueva a las masas. Un Trump en cada país que arrastre a la gente de bien.

  6. Jesus Valcarcel

    La frase de D. Vicente en la que se congratulaba de la “armoniosa camaradería” que está encontrando en los comentarios a sus entradas. Entiendo que es una exquisita forma de dar las gracias, cuando se ha realizado el esfuerzo de poner orden en el caos en el que vivimos añadiendo comprensión a los hechos, enlazándolos con la Historia y las estructuras que han demostrado que sirven de verdad al Ser Humano. Maravillado me hallo como se crea un campo atractor de entendimiento que da significado a los hechos presentes.
    El sentimiento que me aflora es el de gracias. Pero lo expresaré en griego que tiene más enjundia. Suena en español más o menos como eucaristó. Al incorporarlo a nuestro lenguaje ha derivado en eucaristía, lo que vendría a ser la forma en la que compartimos la gracia divina. Es decir, lo divino y lo cotidiano están más íntimamente unidos de lo que imaginamos. A diario todo el mundo da las gracias al menos 1 vez.
    La comprensión de lo que causa los hechos, aventurarse a prever su desenlace y sobre todo dialogar abiertamente, es una excelente terapia que garantiza un futuro más completo y esperanzador. Es una forma de exorcizar nuestros temores hacia lo incierto. Como consecuencia no sólo salvamos vidas a millones, también resolvemos una cantidad superior y exponencial de destinos fallidos.
    Hace ya varios años que circula por la red un video de un presunto interrogatorio en el área 51 a un gris, (una de las razas extraterrestres catalogadas), no puedo asegurar la veracidad de los hechos, incluso es más a mi parece un muñeco o en su defecto un envase biológico de rudimentario aspecto, semejante al poliuretano empleado en la industria del cine. Lo relevante es el dialogo entre el interrogador y “el sujeto”. A mí no me molaría nada acabar así los próximos eones, pienso “que al sujeto” tampoco, por ello nos observan y evidentemente intentan recuperar la chispa vital perdida en el Holocausto planetario. Al igual que todos nosotros, buscamos una solución a los problemas planteados que no derive en destrucción. Nos encontramos en pleno Armagedón mental, si somos capaces de comprender no será necesaria la violencia. Hacer lo que estamos haciendo es la forma de hallar solución.
    Así que ánimo, a domeñar al corcel del ego para ponerlo al servicio del Espíritu, que es lo contrario que discurre a nuestro alrededor. El imperio oscuro alimenta la espuria pretensión de desatar a la bestia para destruir el Espíritu. La Guerra de las Galaxias en vivo y en directo.
    Aquí el polémico video: https://www.youtube.com/watch?v=mQX3ELPHzr8&feature=emb_title

  7. Miguel Pallarés

    Estoy en total acuerdo con la entrada; ése es el camino iniciado ya hace tiempo. Ahora estamos cosechando ésa subversión cultural que tan bien explicaba el ex-agente de la KGB Yuri Bezmenov; subversión generosamente regada durante 20 años (más, muchos más), los entre 15 a 20 años según él, necesarios para hacer una generación totalmente permeable a sus sucios sueños; Comunismo globaritario de corte tecnológico (IA) para “nosotros” (recuerdo a Zamiatin) e hipercapitalismo para ellos. Ellos, los dueños de todo el sector servicios en que van a convertir la propiedad privada, ése último baluarte de garantía de la libertad individual.
    Cuán cerca de mi corazón en trayectoria tan oscura Lysander Spooner…tanto como el buen Alonso Quijano, éste siempre.

    P. D. Sería un placer encontrar una entrada, un artículo, por cierto del gran olvidado Lysander Spooner, tan a cuenta de lo que está ocurriendo en USA.
    Muchas gracias por vuestro maravilloso trabajo

Deja una respuesta

Blog Lo Político