Aún en estos momentos, cuando la evidencia muestra con toda claridad la existencia de planes –ya de muy antiguo trabados– para conculcar el mandato electoral en EEUU,  son legión los que todavía están en el guindo del anti-conspiracionismo ♦ Es fundamental llegar al fondo de esa actitud; describirla, taxonomizarla, destapar su fundamento y, finalmente, es muy necesario abatirla y hasta –en algún caso– exorcisarla (aunque eso ya no me corresponde hacerlo a mí) ♦ En este cuaderno voy a abordar todas esas cuestiones, prestando especial atención a la variedad anti-conspiracionista que arraiga en el suelo y la cultura hispana de ambos hemisferios (como rezaba el primer artículo de “la Pepa”).

Ultimas publicaciones