Lo político, no la política.

La política es la actividad que permite restablecer el equilibrio perdido en una comunidad debido a la desavenencia. Lo político es la disposición universal a dicha actividad.

Con lo que de ahí se puede derivar la definición de una disciplina o ciencia política como la reflexión o el estudio de dicha disposición universal y necesaria (pues todo grupo humano está abocado a la desavenencia y a la restitución del equilibrio perdido) es lo que yo pretendo llevar a cabo aquí a modo de continuación o prolongación del seminario dirigido por don Dalmacio Negro.

Ni que decir tiene que la responsabilidad de las aseveraciones aquí vertidas e interpretaciones de la obra del egregio profesor no son imputables más que a mí mismo.